117088

10.07 Rescate en Tailandia

Después de 17 días, sacaron a todas las personas de la cueva

En el tercer día de rescate, se terminaron todas las operaciones. Restaban extraer a chicos, el entrenador y al personal que los acompañan: un doctor y tres marines.

En medio de la algarabía y el alivio de todo un país -y ante los ojos de todo el mundo-, los socorristas rescataron este martes a los últimos cuatro niños y al entrenador que quedaban atrapados en la cueva de Tham Luang, en Tailandia, tras 17 días de angustia, según confirmaron la fuerza de operaciones especiales tailandesa.

Los doce jóvenes integrantes del equipo de fútbol, que tienen entre 11 y 16 años, y su entrenador, de 25, quedaron atrapados en la cueva Tham Luan Nang Non el 23 de junio, cuando la recorrían en medio de una excursión y quedaron encerrados tras una inundación causada por las lluvias en medio del período de monzones.

El 1° de julio se conoció el milagro, cuando los encontraron vivos en una roca a más de cuatro kilómetros de la entrada de la cueva.

Desde entonces, comenzaron los planes de rescate para enfrentar todas las dificultades que planteaba la situación: terrenos irregulares, difícil acceso y la amenaza del clima.

Finalmente, el domingo empezó el operativo, que duró menos de lo previsto: en tres días salieron los 12 "Jabalíes Salvajes", como se llama su equipo de fútbol, y el joven entrenador.

Los niños rescatados están siendo tratados en el hospital de la capital provincial, Chiang Rai, y según el Ministerio de Salud se encuentran bien. No tienen fiebre y se comunican normalmente.


Los chicos, que se encuentran en habitaciones separadas en el Hospital Chiangrai Prachanukroh, están a salvo pero dos de ellos tienen problemas pulmonares leves, probablemente inflamación y están siendo monitoreados y tratados, dijo Jetsada Chokdumrongsuk, secretario del ministerio.

Tendrán que pasar al menos una semana ingresados antes de poder salir, por lo que no podrán asistir a la final del Mundial de fútbol de Rusia el 15 de julio. El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, los había invitado a ver el partido en vivo si salían a tiempo. Pero podrán verlo por televisión, señaló Jetsada.

Los primeros cuatro niños rescatados el domingo pudieron ver a sus familiares el lunes a través de una ventana, porque los doctores quieren mantenerlos aislados de posibles gérmenes externos, explicó Jetsada. También recibieron la visita del primer ministro del país, Prayut Chan-o-cha.

El primer grupo tenía entre 14 y 16 años, y los otros cuatro niños que salieron el lunes, entre 12 y 14 años.

Los menores dijeron no haber visto animales en la cueva, lo que es un alivio porque se temía que pudieran haberlos mordido murciélagos u otras criaturas que podrían haberlos infectado con enfermedades, añadió Jetsada.

Los chicos han comenzado a comer comida normal como arroz hervido y pan con chocolate. Los ocho han recibido antibióticos, añadió el funcionario.

Los médicos quieren mantenerlos tranquilos y sin estrés, motivo por el cual se los mantiene aislados de la prensa. (La Nación y Ambito)