117217

12.07 | Policiales 

Otro cuento del tío ocasionó importantes pérdidas económicas a una familia local

Ocurrió en el mediodía del miércoles en el barrio Hipólito Yrigoyen, donde los delincuentes se hicieron pasar por contadores para engañar a la víctima, que fue llevada a una entidad bancaria céntrica, donde realizó una importante extracción.

Nuevamente, pese a los numerosos llamados de atención y precaución, otra mujer de nuestra ciudad sufrió en las últimas horas la pérdida de todos sus ahorros tras ser engañada por desconocidos que simularon ser contadores.

La víctima entregó una importante suma de dinero en efectivo creyendo que de esa manera, gracias a la experticia de estos supuestos profesionales, iba a poder evitar una inminente devaluación, siguiendo siempre con la coartada utilizada por los delincuentes.

El hecho fue denunciado en la comisaría Segunda, desde donde se encabezan las pesquisas para lograr dar con los autores, todo con la dirección de la fiscal en turno María Paula Serrano, de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4, quien ya encabeza varias causas por delitos similares. Lamentablemente, tanto en nuestra ciudad como en toda la región, los casos son reiterados y las pérdidas se cuentan en miles y miles de pesos.

Según logró conocer EL POPULAR, todo ocurrió ayer en horas del mediodía en un domicilio ubicado sobre Hipólito Yrigoyen al 3600, entre Aguilar y Saavedra. La víctima, de unos 90 años, fue abordada en primera instancia por un individuo que simuló ser un conocido familiar, un dato no menor, ya que daría la pauta del conocimiento que tendrían de la mujer.

Lo concreto es que le anunció que minutos más tarde sería visitada por un contador de confianza, que iba a ser el encargado de llevarla hasta el centro para que ella pudiera retirar sus ahorros y poder entregárselos al presunto profesional, quien realizaría luego diversos movimientos bancarios en otra firma para poder evitar que esos ahorros pierdan valor.

Así sucedió poco después. A la mujer la pasó a buscar un desconocido que la llevó hasta una sede bancaria privada ubicada en pleno centro, donde la víctima se presentó y retiró una suma cercana a los 30 mil pesos, de acuerdo con lo que trascendió.

El delincuente la esperó en el exterior y una vez realizada la extracción la llevó de nuevo hasta su casa, donde la mujer buscó y le entregó también otra cantidad de dinero, que sería superior a los 5 mil pesos.

Minutos más tarde, la mujer sospechó de lo realizado y se contactó con personas de su vínculo más cercano y allí descubrió el engaño. Se hizo presente personal de la comisaría Segunda, que ya realizó diversas averiguaciones y otra serie de pesquisas siguen en marcha.

A partir de lo ocurrido se renueva el llamado de alerta y precaución a la comunidad, que tome todo tipo de recaudos para evitar caer ante estos engaños. Vale recordar que hace tan sólo dos semanas una mujer cayó en una mentira similar y entregó una suma de dinero inclusive mayor.

Lo importante a tener en cuenta en estos casos es no abrir la puerta a desconocidos y ante conversaciones de esta índole buscar de inmediato el consejo y consulta de familiares, además de llamar al servicio de emergencias, pudiéndolo hacer tanto al 101 como al 911.

Es clave la comunicación en el momento que ocurren ya que son episodios muy complejos de esclarecer una vez consumados, inclusive las penas en expectativa para los delincuentes son menores ya que no se ejerce violencia alguna, debido a que las víctimas entregan voluntariamente el dinero.

Asimismo, el pedido de precaución es también para los engaños que se realizan vía telefónica, en comunicaciones en las que las coartadas acerca de medidas económicas suelen ser las más frecuentes. Allí el consejo es el mismo, cortar de inmediato la comunicación y ponerse en contacto con personas de confianza y las fuerzas de seguridad.