117291

13.07 | Política 

Sin novedades respecto del traspaso de la Policía Local a la Bonaerense

El subsecretario de Seguridad, Daniel Borra, confirmó a 98 POP que por el momento no hay información sobre qué ocurrirá en Olavarría. Tras una disposición del gobierno, dichas fuerzas serán absorbidas. 

El subsecretario de Seguridad del Municipio, Daniel Borra, confirmó a la producción de "Mejor de mañana", que por el momento no hay información oficial respecto del traspaso de la Policía Local de Olavarría a la Policía Bonaerense que se vienen dando en algunos puntos de la Provincia de Buenos Aires.

Aclaró que "en algunos municipios la Policía Local ya está con la de Provincia que pasó a ser una sola fuerza". Por lo general, las comunales se implementaron en ciudades más chicas, con menos de 70 mil habitantes.

Sin embargo, "en otros municipios donde hay Jefaturas Distritales" la situación es diferente. Por el momento, no existe ninguna comunicación oficial "desde el Ministerio de Seguridad (a cargo de Cristian Ritondo) aunque debe estar en estudio".

Agregó que "es decisión del Ministerio y de los subsecretarios" y se esperaría la correspondiente comunicación y consulta al intendente municipal Ezequiel Galli.

En Olavarría, son entre 140 y 150 los agentes que cumplen funciones en dos turnos: de 8 a 16 y de 16 a 00, todos los días, mientras que los domingos, los servicios se cubren con horas extras.

La medida

Desde su surgimiento, la llamada "policía de cercanía" depende de la de Provincia, que se encarga de reclutar, capacitar, equipar y pagarle los sueldos de los efectivos. Las Municipalidades cooperan con los arreglos de patrulleros, los fondos para la nafta y la compra de uniformes.

El jefe de la Policía Local es, en teoría, es elegido de común acuerdo con el Intendente que, a través de la secretaría de Seguridad, tiene injerencia en la coordinación. También debe coordinar con el jefe Policía Distrital, es decir el jefe de la Bonaerense en esa localidad.

En el Ministerio ven la unión como una manera de centralizar y "desburocratizar" el funcionamiento de las fuerza. "La incorporación de los efectivos y la logística a la Policía Distrital es una forma de unificar criterio para el abordaje de las problemáticas en seguridad", sostuvo Ritondo.

Sin embargo, la mayoría de los intendentes peronistas -que desde 2016 le piden a la gobernadora María Eugenia Vidal que les traspase la Policía Local y los fondos como se hizo con la Metropolitana en Capital- se muestran en contra de esta maniobra.

"Esta medida será un gran paso en relación a la centralización de trabajos a futuros como lo es la organización los operativos y las actividades de prevención del delito en la ciudad", aseguró el intendente de Berisso, Jorge Nedela (Cambiemos); el primero en firmar el convenio, la semana pasada. Lo siguió su par de Necochea, Facundo López (Frente Renovador) mientras que el jefe comunal, Darío Kubar (Cambiemos) se sumará a la movida.

El texto firmado detalla que "las partes entienden conveniente unificar" las policías y por eso dan "por rescindido el convenio de adhesión al régimen de prevención local con la correspondiente autorización del Concejo Deliberante e incorporación de los recursos humanos". Desde Provincia afirman que las fusiones son voluntarias y se dan por pedido de las municipalidades.

La tarea de unión no es nueva

El Ministerio ya logró fusionar las policías locales de 33 municipios con la Policía Comunal -la fuerza provincial vigente en las localidades con menos de 70 mil habitantes. Por eso, de las 81 policías locales, que existían en 2015, quedan 46.

El año pasado, el Ministerio suspendió el reclutamiento de nuevos agentes para la Local. "Se alcanzó el cupo fijado", explicaron. En mayo, Ritondo emitió un decreto que modificó la vestimenta de los policías locales y del celeste pasaron a vestirse de azul, como los Bonaerenses, y llevan el escudo de la Provincia.

Un grupo de intendentes denuncian un "desmantelamiento". "En La Matanza se discontinuó la formación de policías en la sede de la Universidad y solicitamos que se retome. Le pedimos al gobierno provincial que si decide no continuar con esta policía la traspase, junto a sus recursos, a la Municipalidad y nosotros nos hacemos cargo", dijo a Clarín, Alejandro Rodríguez, jefe de Gabinete de La Matanza.

"Nosotros multiplicamos por doce la inversión en seguridad municipal y ante la falta de respuestas queremos hacernos cargo de la Policía local, como una fuerza de cercanía y prevención", aseguró el jefe comunal de San Martín, Gabriel Katopodis, que también solicitó que Gendarmería vuelva a los barrios más calientes.

En 2016 un grupo de intendentes, encabezados por Martín Insaurralde, (Lomas de Zamora) había presentado un proyecto en la Legislatura bonaerense pidiendo el traspaso, proyecto que no avanzó. (Con información de Clarín)