117688

19.07 

Entre amigos, a la parrilla de Racing

"No, no. Para el mismo viernes, el Día del Amigo, estamos completos. Podemos disponer de algún lugar para (hoy) jueves o sábado", dijo Jessica Buceta de Spitale, la esposa de César "Tino" Spitale, quienes tienen a su cargo la parrilla Los Amigos, ubicada en la calle de acceso de Racing Atletic Club, en el corazón del Parque Olavarría, con teléfono 410800. 

Los Amigos -que en febrero cumplió 10 años- está abierta de martes a sábado solamente por la noche, y los domingos abre mediodía y noche, mientras que el lunes es día de descanso. Respecto del menú, Jessica contó que "el de la casa es lo que más sale: la tabla de fiambres acompañada por cazuelas, seguida de la parrillada. Es lo que más elige la gente, aunque hay platos elaborados con pollo, lomo, pastas, milanesas, todo con distintas salsas. Pero el clásico es el menú de la casa, que se destaca por la cantidad de cazuelas -siete en total-, más la tabla y la empanada de carne".

La parrilla está dividida en tres salones que a su vez están conectados, con televisores y música en cada uno de ellos. "Queremos que la gente esté cómoda, tranquila, y viene mucho los fines de semana, ya que se relaja, quiere salir, aunque en la semana también se trabaja pero con menos movimiento. Los clientes vienen, pero lo fuerte es viernes, sábado y domingo, y tenemos capacidad entre los tres salones para 150 personas. Es una buena cantidad, sin dudas, pero para fechas especiales como el Día de la Madre, el Día del Padre o en este caso, el Día del Amigo, agotamos el espacio", explicó Jessica,

En notas anteriores, Jessica explicó el porqué del nombre del lugar. "Le pusimos Los Amigos porque cuando comenzamos no teníamos un peso. Vivíamos con lo que ganábamos en el parque infantil de Racing, con robot, autitos, inflables, cama elástica y calesita inclusive. Pero lo sacaron porque pusieron las canchas sintéticas de fútbol reducido. Nos largamos y entonces algún amigo venía a ayudarnos a pintar, a arreglar, o sacar cosas. Uno ayudó con la mercadería, otro nos prestó dinero para comprar sillas y mesas, otro para comprar la vajilla. Y así fue que le pusimos este nombre, porque sin los amigos no hubiese sido posible. Inauguramos el 22 de febrero de 2008, gracias a las amistades que confiaron en nosotros y nos ayudaron, y luego con el trabajo fuimos devolviendo lo que nos prestaron", finalizó.