118116

26.07 En la cocina

Nutritivos y económicos

Las sopas y guisos son platos excelentes para utilizar lo que se tiene a mano en ese momento. Casi cualquier verdura puede echarsele a una sopa o guisado y hará que la sopa sepa mejor. 

Ambos pueden utilizarse para muchas comidas. Sólo hay que añadir más agua o caldo para hacer más sopa.

Utilizar los cortes de carne más baratos para sopas y guisados. Estas carnes se vuelven tiernas al cocinarlas por un período de tiempo prolongado.

Las sopas se congelan bien. Si prepara un guisado muy grande y congela las sobras, puede descongelarlas después

Añadir un grano abundante a la sopa para hacer que le llene más. El arroz, por ejemplo, se mantiene bien con las sopas.

Por otro lado, los caldos, las sopas y los guisos se preparan con una alta proporción de agua, ayudándonos a mantenernos hidratados ¡sin casi darnos cuenta! En el caso de los niños, si se les ofrece los denominados platos de cuchara, se estará asegurando el aumentar su ingesta diaria de líquidos.

Además, con estas variantes es posible incluir en la dieta de los pequeños una gran variuedad de alimentos e ingredientes sumamente variados que van desde legumbres y verduras hasta carnes, pollos, pescados o cereales. ¿Lo mejor? Las posibilidades son infinitas, pero será bueno aprovechar las verduras de estación, en este caso el zapallo, por citar alguno, que por ser de temporada, puede adquirirse a precios más ventajosos.