118436

01.08 | Información General 

La bolsa del Pro Bienestar de PAMI se ve afectada por la inflación

Desde un centro de jubilados se quejaron por la menor cantidad de los productos. Un funcionario regional de PAMI salió al cruce y habló de la suba del 15% y la necesidad de auditorías.


Ramiro Ortiz en 98 POP

Este martes, desde el Centro de Jubilados Hipólito Yrigoyen, su presidenta Noemí Sotello, aseguró en el móvil de Mejor de Mañana, que había disminuido la cantidad de productos incluidos mensualmente en la bolsa del Pro Bienestar de PAMI.

Minutos después, se logró la palabra en 98 POP, del titular de la UGL XXX de PAMI, Ramiro Ortiz, quien se refirió al tema y detalló la mecánica del programa. "PAMI aporta fondos (a los centros de jubilados) y ellos son quienes hacen las compras", comenzó diciendo.

En consonancia con lo expuesto por Sotello, coincidió en que "el poder adquisitivo de la compra del bolsón ha disminuido. Eso es real. Es cierto que es más difícil adquirir los mismos productos con igual dinero, porque se han encarecido. Es lo que nos pasa a todos en el supermercado", aclaró un día después que el presidente de la Nación Mauricio Macri confirmase que "este año terminaremos en una inflación de alrededor del 30% lamentablemente".

El mismo Ortiz, sin embargo, confirmó que "se ha dispuesto desde PAMI Central un aumento del 15%, que puede ser que no sea suficiente", que rige a partir de julio y "se va a efectivizar en agosto" con un 5% de forma mensual. "Luego se va a evaluar un nuevo aumento antes de fin de año, pero todavía no está confirmado", dijo.

Agregó que "por ahora es lo que tenemos y hay que reconocerlo". Al mismo tiempo llamó a los centros de jubilados a convocar a "compulsas de precios porque hemos advertido, no en todos los casos, que los proveedores venden los productos al mismo precio que en la góndola". En simples palabras opinó que "algunos se están pasando de vivos".

Reiteró que "cada centro lo hace. Es una compulsa de precios, una licitación muy simple. Se invita a algunos proveedores a presentarse y de ahí resulta el más barato y que cumple con las especificaciones, es quien la gana por un tiempo determinado y luego se renueva". Asimismo diferenció que "hay algunos muy honestos".

"Nosotros estamos controlando"

Detalló que PAMI dispone de tres bolsones: el A (de $230 sin suba el último aumento); el B para matrimonios o personas convivientes de $480 y el C para diabéticos a $336.

Agregó que "hay que decir claramente que es un complemento alimentario. No quiero esquivar la cuestión y el aumento es insuficiente por ahora. Por ahí no alcanza y lo sabemos, y ahí es donde tenemos que hacer entrar a otros oferentes".

Apeló a la necesidad de controlar y auditar porque "hemos encontrado con que no se cumplen con los productos. O que no están o son diferentes".

Volvió sobre el inicio de la entrevista y recordó "por supuesto que partimos de la realidad que la inflación es mucho más amplia que el aumento", pero también prefirió hacer hincapié en otras cuestiones que hacen al tema.

"Nosotros estamos controlando" y se ha llegado a la "suspensión del servicio de fondos" ante la observación de incumplimientos. Agregó que "existen otros tipos de ayuda para personas más vulnerables", que en caso de ser necesario, el afiliado pueda acercarse a las oficinas de PAMI local o a la línea telefónica gratuita 138 "PAMI Escucha y Responde".

En la ciudad, "hemos detectado demasiadas harinas en algunos bolsones. Lo hemos corregido. O algunos alimentos que no se condicen con lo que dicen nuestras nutricionistas".

En este punto, confirmó que "próximamente vamos a lanzar un programa de Alimentación Saludable con dos nutricionistas nuevas de Olavarría que van a estar en los centros de jubilados previa a la entrega, dando una charla de cómo alimentarse mejor" porque explicó que "hay mucho desconocimiento" y existe una necesidad de "corregir malos hábitos que a veces es por simple falta de información".