119053

14.08 | Policiales Caso Antonini Wilson

El chofer de Olazagasti aportará datos y dijo: "Uberti trajo US$4 millones"

Se trata del hombre que acompañó al subalterno de Julio De Vido. El chofer ratificará el "esquema" para cobrar coimas que describió Oscar Centeno en los cuadernos.

Un nuevo chofer arrepentido sacude la causa de los cuadernos. Se trata del hombre que acompañó durante años a José María Olazagasti, otro subalterno de Julio De Vido. Su testimonio fue acercado a la Justicia por el senador provincial de Cambiemos Roberto Costa.

Tomás Farini Duggan, abogado de Costa, se presentó esta mañana en los tribunales de Comodoro Py para aportar el relato del chofer de Olazagasti, que pidió no revelar su identidad.

Según relató Farini Duggan al canal de cable Todo Noticias, el chofer ratificará el "esquema" para cobrar coimas que describió Oscar Centeno en los cuadernos. "Reforzará la información de los cuadernos. Funcionaba un esquema similar [de recolección de dinero] con Olazagasti", dijo.

Además, contó el letrado, el chofer aportará datos sobre el caso Antonini Wilson. Sostiene que Claudio Uberti ingresó al país con 4 millones de dólares el día en que María del Luján Telpuk ordenó abrir una valija de Antonini -que había viajado en un vuelo de Presidencia Argentina- y encontró US$790.550.

"Lo que se descubrió era una parte mínima. Uberti salió con 4 millones [de Venezuela]. Dice que fue producto de una pelea interna para dejar mal parado a Uberti y que la valija la tenía que llevar una tal Verónica", sostuvo el abogado de Costa.

Costa fue quien recibió la información y se presentó frente al juez federal Claudio Bonadio para proveer documentación.

"El día viernes vino con un sobre lleno de información", reveló Costa, que preside el bloque de Cambiemos en el Senado de la provincia de Buenos Aires.

Farini Duggan dijo que el chofer de Olazagasti contará que hubo "una zona liberada" en Aeroparque durante el kirchnerismo. "Descargaban cajas de los aviones sin pasar por el control de la Aduana", relató. "Le decían que contenían libros y las llevaban al Sofitel", agregó. (La Nación)