119984

03.09 Ingeniero Luis Arrién, de la empresa Ingensa

Cuando la seguridad tiene que tener prioridad

Luis Arrién dio un amplio informe de todas las actividades y responsabilidades que tiene su empresa.  

Ingensa -que significa ingeniería y ensayos, en una conjunción de palabras- es la empresa del ingeniero Luis Arrién (55). "Yo empecé a los 15 años en una empresa de servicios, en Rauch, cuando iba a la Escuela Técnica. Con dos compañeros formamos nuestra primera empresa en el garaje de casas de servicios técnicos, haciendo reparaciones menores en el vecindario. Siempre tuve una motivación especial por la parte técnica y, por lo que se fue dando en la vida, la parte comercial, ya que se tienen que complementar para llegar a un objetivo, para generar confianza, para vender nuestros productos y para tener una relación sustentable en el tiempo" dijo Arrién, quien de esa manera hace cuatro décadas que se dedica a lo que fue su pasión desde chico, que luego pudo concretar estudiando ingeniería electromecánica.

"Tenía como meta estudiar ingeniería, pero tuve que hacer el servicio militar en Tandil y si bien no me movilicé por el conflicto bélico, me obligó a dejar la facultad. Luego retomé y desarrollé toda mi carrera en la alternancia entre el trabajo y el estudio. Y mientras estudiaba trabajaba en distintas empresas, también fui becario de la Fundación Fortabat, estuve en Coopelectric -justo cuando me recibí-, que fueron herramientas para fortalecerme. Y con un compañero formamos una de las primeras oficinas técnicas en la incubadora de empresas, en la época de Helios Eseverri, en el Provincial. Siempre con la idea de desarrollar un proyecto tecnológico como esta oficina técnica que hoy tenemos, que hace ingeniería mecánica y eléctrica, y llevar un proyecto de vida que se complementó con una labor en la universidad de ingeniería donde soy docente de carrera, desde que era alumno", agregó Luis.

"Uno ve que han pasado ya cuarenta años, con las diversas situaciones que ha vivido nuestro país, desde la ingeniería que va de la mano con la parte productiva, habiendo vivido muchos vaivenes. Y hemos podido mantener este emprendimiento que se consolida a partir de que me gradúo como ingeniero, y tengo una doble actividad: una es la parte universitaria y otra la parte empresarial, de una oficina técnico brindando servicios", explicó.

Respecto de esos servicios que brinda Ingensa, Luis Arrién señaló que "tenemos una diversidad. Mi vocación siempre ha sido una receta que he utilizado, y no centralizo el proyecto en grandes industrias sino que mis clientes son las pymes (pequeñas y medianas empresas) y también el público común. Nuestros servicios están focalizados en la parte técnica que tienen que ver con los ensayos de equipos que generan algún riesgo tales los casos de recipientes sometidos a presión, tanques acumuladores de aire comprimido, calderas, tanques de amoníaco, es decir una tarea rutinaria, así como servicios eléctricos de medición de puesta a tierra, prueba de equipos de seguridad eléctrica, y probamos estos componentes en forma metódica. También tenemos una ingeniería automotriz, en lo que es certificación transformaciones de vehículos, ya sea de transporte pesado o urbano comercial o particular, donde aquellos vehículos que se transforman agregándoles asientos o cambiándole alguna configuración mecánica. Y se certifica eso en el Colegio de Ingenieros, en los colegios tanto provinciales como nacionales, es decir lo que la ley marque. Estamos encima de la legislación, por lo que somos muy estudiosos de las leyes vigentes para brindar un servicio. Estamos trabajando mucho con los autos importados que ingresan al país para certificar sus condiciones, y hacer trámites a nivel nacional. Y tenemos una parte comercial, hace ya veinte años, para vender la autorización de aire compromido trabajando con la empresa Festo, insertada en el mercado y reconocida, de origen alemán, que vende componentes para la automatización industrial. Así que andamos por las industrias permanentemente", dijo Arrién.

"Asimismo, estamos trabajando mucho con la ingeniería hospitalaria, en todo lo que es salud, en asistencia técnica, en la medicina hiperbárica en el diseño de equipos médicos y en el mantenimiento de equipos, así como en las instalaciones de aire comprimido y de las instalaciones eléctricas de los hospitales. Vamos arriba de aquellas pymes o instituciones que tienen que cumplir con ciertas normativas con la seguridad mecánica o eléctrica, ya que hacemos el monitoreo de equipos que generan riesgos como calderas, con riesgos de explosión o de siniestros. Y otro tema importante es que dentro de esas normativas hay una nueva figura que hemos incorporado, por lo que hay que capacitarse en forma permanente, y terminé una nueva especialización que es la figura que pide el Enargas para trabajar con equipos con fuego, que es el matriculado en combustión, por lo que se hace un curso de un año en Buenos Aires y ahora tenemos esa matrícula para monitorear y estudiar los equipos con fuego, es decir que tengan secadoras de las industrias, cereales, etc. Nuestra mayor fortaleza es inspeccionar y generar documentos técnicos, de grúas por ejemplo, montacargas, inspeccionamos sus ganchos y cadenas, que las industrias, las ART y los ingenieros de seguridad siempre piden. Es un nicho que trabajamos con equipamiento que están certificados y validados, con la matrícula correspondiente", terminó diciendo Luis Arrién.