119986

03.09 Todo Bulón, una reconocida empresa olavarriense que tiene cuatro décadas de experiencia

Desde Pueblo Nuevo, con todo lo necesario para la industria

Desde hace 40 años Todo Bulón ofrece todas las líneas en bulonería para industria y maquinaria. Además de un amplio surtido en ferretería industrial. El titular de la firma de Pueblo Nuevo recuerda los inicios y el momento actual del sector.

Cuando Gustavo Tolosa comenzó a trabajar en el comercio de su tío tenía 18 años recién cumplidos. Llegaba de la Escuela Industrial y lo primero que debía hacer era limpiar los ventanales que dan a la calle Cnel. Suárez. Aún hoy, ya con 52 años, se acuerda del frío que comenzaba en las manos y le pasaba por todo el cuerpo pero reconoce que esa formación desde abajo lo llevó al lugar que ocupa actualmente al frente de Todo Bulón, un comercio familiar dedicado a la bulonería y a la ferretería industrial en el corazón de Pueblo Nuevo.

"Nosotros estamos trabajando como una ferretería industrial" cuenta Gustavo sentado frente a su escritorio. A su lado, se acomodan un buen número de estanterías con todos los elementos del comercio.

Aunque "el fuerte es la buloneria, la ferreteria es un complemento que día a día se ha ido incrementando" comenta y señala que desde Todo Bulón "trabajamos hacia la industria. las canteras, las fábricas, eso es el fuerte.

Otro de los sectores sobre el que tiene influencia es el de la mecánica ya que cuentan con lo último "en herramientas especiales para toda la línea de vehículos nuevos"

Todo Bulón comenzó a funcionar en 1978 de la mano de su tío Eduardo Randazzo y es por ello que cuando habla de su comercio señala que ya es "una tradición familiar" que espera que luego continúe con su hijo adolescente, que actualmente curso la escuela Secundaria.

"Con el transcurrir de los años fuimos creciendo hasta que llego un momento en que me quedé con el negocio" explica Gustavo Tolosa que sin embargo tiene fresco, a los 52 años, el recuerdo de cuando era un adolescente y llegaba todos los sábados a limpiar del vidrios que dan a Cnel. Suárez.

"Siempre le digo a mi hijo que cuando empecé yo todavía estudiaba en la Escuela Industrial

venía los sábados y a las 8 de la mañana limpiaba los vidrios del lado de afuera con el frío. Después pasaba para el lado de adentro"

Luego de recordar sus inicios en el comercio fundado por su tío, el actual titular de Todo Bulón analizó la situación del sector y manifestó que en los últimos años tuvieron algunos inconvenientes en lo económico aunque rescató que desde el 2016 hasta ahora "hemos mejorado un poquito".

Por otro lado señaló que "hay una reactivación en la parte de la industria y comentó que "todo lo es cantera siguen apostando ya que se están montando varias canteras nuevas"

"Si vamos para el lado de Chillar hay varias canteras que se están armando" cuenta y explica que el sector minero crezca los favorece. "El mantenimiento, el armado, es a base de bulones y eso nos ayuda un montón"

"Las máquinas de hoy ya vienen con planos y las canteras buscan lo que les piden" explica y afirma que por ese motivo "tratamos de estar actualizados y de tener un stock para el armado de la cantera"

En cuanto a los costos asegura que "siguen aumentando día a día" y con cada "incremento del dólar aumentan un poquito" aunque si baja el dólar los precios se mantienen, no bajan.

"Los precios siguen para arriba y se mueven continuamente" explica Tolosa y menciona que eso se nota en el consumo.

"La necesidad de armar o de las mismas canteras de querer seguir trabajando lleva a que se siga moviendo" manifiesta.

"Con el pasar del tiempo hay un prevalecer más de la ferretería por un tema de costos" comenta y sostiene que "una herramienta cifra más que un bulón". Es por ello que "de la rotación le apuntas a la ferretería que es lo que mas te rinde".

De aquellos inicios junto a su tío "ha ido cambiando mucho" y recuerda que "cuando nosotros empezamos estaba mi tío acá y hacíamos la zona, llegabamos hasta Lobos por la ruta 205 y después íbamos hasta Monte. Visitamos Tandil, Chillar, Juárez. Trabajamos a la redonda, después llegó un momento en que todos los que salían de la fábrica ponían una buloneria y ferretería". Entonces el mercado se fue achicando.

Pero igualmente ve con buenas perspectivas todo lo que está por venir. "Apuntamos a que se mueva, que se reactive la obra pública" dice y añade que "reactivándose la obra pública va a haber salida de material, de cemento, de piedra y eso es lo que nos ayuda a nosotros a seguir moviéndonos"

Aunque no deja pasar que el fluctaunte precio el dólar complica la situación del sector. Por ello pide que "se fije un valor y que quede estable para poder trabajar tranquilos".