120004

03.09 Tecno Vial

La inyección diésel y dirección hidráulica aún tienen nombre y apellido: Félix y Gustavo Rebolo

Don Félix Rebolo inauguró el 15 de diciembre de 1978 su pequeño taller para abocarse a arreglar máquinas viales. Luego mutó hacia la inyección diésel y la dirección hidráulica y hoy, junto con su hijo Gustavo, siguen manteniendo un marcado liderazgo en esa especialidad para atender vehículos livianos y pesados. Y ya están pensando la estrategia para trabajar con lo que se viene: direcciones asistidas electrónicamente.  

El 15 de diciembre próximo Tecno Vial cumplirá 40 años de trayectoria, empresa que fundó don Félix Rebolo (histórico profesor de la ex Escuela Industrial) quien actualmente, cada día, sigue estando firme junto a su hijo Gustavo y sus empleados, yendo a trabajar y aportando sus conocimientos, que son muchos por cierto.

"Pero yo comencé de lleno a trabajar en el taller en 1992. Anteriormente venía, mientras estudiaba en Industrial, a hacer mandados, llevaba cosas, iba mirando y aprendiendo. Después si arranqué de firme y ahora al frente junto con papá. Inclusive él está en todo y se encuentra a su nombre, por supuesto, mientras que yo estoy en la parte operativa, y Félix hace la parte contable" comenzó contando Gustavo Rebolo.

"Mi papá comenzó haciendo lo que es mecánica vial, mecánica pesada, y por eso se llama Tecno Vial, apuntando a las maquinarias viales y al agro. Ya después, a mediados de los ´90, cuando comenzaron los problemas económicos comenzó a buscar opciones y en principio apuntó hacia el laboratorio, ya que compró un banco y empezó a trabajar en lo que es inyección diésel, hacía las bombas de esa época por supuesto. Luego incorporó todo lo relacionado con las direcciones hidráulicas, y ahora el taller está volcado a eso fundamentalmente y a la inyección diésel ya que somos representantes exclusivos y oficiales de Bosch" siguió diciendo Gustavo Rebolo.

"En lo que es dirección hidráulica, se trabaja tanto con livianos como con vehículos pesados. Sobre todo en lo que respecta de los camiones. El agro tiene otro tipo de direcciones hidráulicas, que son más industriales, así que no nos dedicamos salvo que alguien aparezca con ese problema, pero para eso hay otros que tienen todos los repuestos. Así que con livianos y pesados tenemos mucho trabajo", agregó.

Respecto de los adelantos tecnológicos, explicó que "siempre vamos de la mano con la tecnología, con todos los avances que se presentan. En lo que es inyección diésel, el año pasado adquirimos un nuevo banco para hacer todo lo que es inyectores bombas y monobombas, mientras que en direcciones hidráulicas si bien todavía no estamos trabajando ya estamos viendo opciones de lo que es reparaciones en direcciones electrónicas. Es decir, hoy por hoy esas direcciones esas direcciones asistidas electrónicamente están en los autos de alta gama; en lugar de tener bomba hidráulica, bomba y cremallera, más las mangueras, se sustituyen por un motor eléctrico en la cremallera. Eso es lo que se viene. Se lo puede ver en los autos que estacionan solos, que tienen control y avisan al conductor cuando se va a la banquina o que frenan ante un obstáculo o corrigen si se pasan de carril. Es decir, en este momento no hay repuestos porque estamos en la Argentina pero sí en el resto del mundo y se está por venir".

"En Europa, se rompe y se tira, se pone nuevo. Pero acá seguramente no será así. Hoy por hoy hay dos opciones: el desarmadero o tratar de arreglar con lo poco que hay y encontrar una solución, pero hay que estar preparado para cuando eso llegue. Hablábamos con nuestro proveedor, que es el único del país que importó un banco de Italia, para lo que es reparación de cremalleras o bombas electrónicas, pero estamos limitados por los repuestos, hay pocos. Así que se buscará la forma de encontrar una solución, aunque todo lo que es comando es bastante complejo", señaló finalmente Gustavo Rebolo.