120006

03.09 

La Facultad de Ingeniería, en la seguridad y la salud de la industria

Con ofertas que a raíz de la demanda se han volcado a la modalidad a distancia, la Facultad de Ingeniería de la UNICEN contribuye al valor agregado en la industria.  

Una de las claves para motorizar y desarrollar un esquema de producción es la asociación con el conocimiento. La formación profesional y ética, aplicada al sector socioproductivo, es un rasgo distintivo, y hasta una virtud, que potencia a una región y produce grandes beneficios no sólo al sector, sino a la comunidad que lo alberga.

Ejemplo de esto fue la alta participación de docentes de la FIO en la Semana de la Industria, donde el pasado jueves 30 se realizó una jornada de Seguridad e Higiene. Allí, el ingeniero Gustavo Marchioni abordó esta disciplina en los ámbitos laborales, mientras que el ingeniero Mario Jaureguiberry se explayó sobre la ergonomía, campo que antepone la salud de los trabajadores en su medio de trabajo.

Profesionales a lo ancho y largo del país cursan en Ingeniería, a través de la plataforma virtual Moodle y con algún que otro encuentro presencial, la Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo que ya va por su 13º cohorte y la Diplomatura en Ergonomía, en su tercera edición.

Un rol activo

en la empresa

En la jornada de la Semana de la Industria, Marchioni abordó la tarea diaria del profesional de la seguridad e higiene, "para reflexionar sobra la importancia de este rol desde un lugar nuevo, desde la gestión, saber qué aporta un profesional en Seguridad e Higiene, dónde puede hacer la diferencia en una empresa", sostuvo el coordinador de la carrera de grado. En términos generales, "el profesional evalúa la dinámica de la empresa y a su gente previniendo accidentes y haciendo cumplir los requisitos legales", definió Marchioni. Por eso mismo la jornada estuvo dirigida a técnicos, ingenieros, empresarios, y equipos de trabajo, entre otros.

"Hay un valor agregado que otorga la Seguridad e Higiene", aseguró el ingeniero. La Ingeniería en Seguridad e Higiene de la FIO comenzó a dictarse de forma presencial en el año 1999, para luego pasar a modalidad a distancia en el año 2004 y desde entonces la demanda ha crecido tanto que actualmente tiene dos ediciones por año, y se planea duplicarlas en un futuro. "Hay un compromiso con la profesión, en prevenir accidentes y riesgos en el lugar donde se convoca a un experto. Hay empresas que no producen si no es con seguridad, y eso está cada vez más regulado", sostuvo.

La ley 19.587 de Higiene y Seguridad en el Trabajo fue reglamentada en el año 1979 y establece la necesidad de reglamentar las condiciones de prevención de riesgos según los distintos tipos de actividades laborales. El docente consideró que "si nosotros damos el máximo durante la carrera académica, si nuestros profesionales formados hacen su tarea profesional de manera correcta, es mucho el potencial para ahorrarle al país grandes costos sociales. Eso lo remarcamos permanentemente", sostuvo Gustavo Marchioni.

Adaptación constante

En tanto, la Diplomatura en Ergonomía pretende contribuir con el estudio, interpretación y mejoramiento de las Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo (CyMAT), por medio de los recursos que aporta la ergonomía como multidisciplina científica. Estos contenidos se desprenden de la Ingeniería en Seguridad e Higiene y se abordan con más profundidad, por eso está dirigida a cualquier interesado en capacitarse, actualizar conocimientos, y perfeccionarse sobre las condiciones y el medio ambiente del trabajo en las organizaciones.

Actualmente -contó Mario Jaureguiberry- la cursan médicos y terapistas entre los estudiantes porque realmente es interdisciplinaria. La oferta académica se instala en un escenario donde la alta competitividad a que las organizaciones se encuentran sometidas en función de los avances tecnológicos, puede conducirlas a desarrollar puestos y condiciones de trabajo que atenten contra la salud de sus trabajadores. Los riesgos laborales suelen clasificarse como ambientales, físico, químicos, y biológicos. Por eso, saber reconocer estos riesgos así como evaluar su potencial daño y ofrecer soluciones, es la base de saber profesional de esta capacitación.

"No se puede separar a la Ergonomía de la Seguridad e Higiene porque son indisolubles. Si la enfocamos desde la mejora de la productividad hablamos de seguridad pero sostenida en el tiempo, sin riesgos de enfermedades y la ergonomía está presente", explicó. En la charla que dio en el Centro de Convenciones el jueves pasado, Jaureguiberry también hizo foco a la legislación nacional que estableció recién en 2003 a la ergonomía como técnica para hacer frente a los agentes de riesgo en el ámbito laboral. Con todo, la Facultad de Ingeniería articula la capacidad académica con el desarrollo productivo, en pos de garantizar conocimiento, seguridad y cuidados para un crecimiento sostenido.