120007

03.09 AZUL

Carne argentina de alta calidad para los mercados más exigentes del mundo

"Carne argentina de alta calidad para los mercados más exigentes del mundo", se afirma en el sitio web que Devesa Azul Natural Beef tiene para promocionar su actividad. Enrique Duhau es uno de los dueños del frigorífico azuleño y resaltó el cambio: "era una planta totalmente cerrada que parecía una tumba, transformada en una cosa absolutamente viva con 600 personas trabajando todos los días".  

Devesa Azul Natural Beef es uno de los frigoríficos más importantes de la Argentina. No por nada el establecimiento fabril ha recibido, luego de su reactivación en 2016, la visita del presidente Mauricio Macri y de los principales funcionarios de las carteras de Agroindustria tanto de la Nación como de la provincia de Buenos Aires. Está considerado el mayor empleador privado del distrito y sus titulares tienen pensado avanzar hacia un crecimiento aún mayor, lo que redundaría en un mayor movimiento comercial para la ciudad.

"Devesa nace de la unión de dos familias cuya trayectoria en la industria cárnica y cría de ganado se remonta a más de cien años en Europa y Argentina. Continuando con su tradición ganadera, Devesa produce cortes de carne de la más alta calidad para los clientes más exigentes del mundo, partiendo de una rigurosa selección de ganado de la pampa argentina", señala la firma en su sitio de Internet.

"Nuestro ganado Aberdeen Angus se cría con pasturas de excelente calidad, estrictos programas nutricionales y un riguroso control en todo el proceso de producción, desde la cría hasta el engorde final", agregó. El establecimiento fabril situado en el Parque Industrial II de Azul exporta sus productos a los mercados más exigentes del mundo, como la Unión Europea, Israel, Rusia, Sudáfrica, Hong Kong, Brasil y Suiza, entre otros.

"La verdad que ver una planta totalmente cerrada que parecía una tumba, transformada en una cosa absolutamente viva con 600 personas trabajando todos los días y ganándose el pan con su esfuerzo, es una satisfacción enorme", expresó uno de los dueños del frigorífico Natural Beef Azul, Enrique Duhau, en la charla que mantuvo semanas atrás con los medios locales.

Duhau -dueño de uno de los feedlots más grandes del país-, junto con el gerente Marcelo Celeste, recibieron a funcionarios del Ministerio de Agroindustria y una comitiva municipal encabezada por el intendente Hernán Bertellys.

"Somos una empresa familiar agropecuaria de más de 100 años y fue una gran satisfacción invertir acá porque fue nuestro primer proyecto industrial", contó el empresario. Explicó que "es una continuación de lo que hacemos; nosotros producimos granos, con los granos engordamos novillos y ahora a los novillos los estamos transformando en carne para exportación".

Con el griego Zynnis, a mediados de 2016 Duhau se asoció para comprar la planta cerrada en Azul y remodelarla hasta convertirla en una unidad de avanzada que no detiene su crecimiento. En la actualidad faenan 600 cabezas por día y tienen previsto llegar a las 1.000/1.200.

A propósito de esto, Duhau recordó que "esta planta estuvo cerrada hasta el 2014, cuando la abrió Marcelo Celeste y después en 2016 continuamos nosotros y la verdad que ver una planta totalmente cerrada, que parecía una tumba, transformada en una cosa absolutamente viva con 600 personas trabajando todos los días y ganándose el pan con su esfuerzo es una satisfacción enorme".

Comentó además que el frigorífico, según se lo transmitió el jefe comunal local, "ha cambiado el pueblo". Y aseguró que "somos el primer empleador privado de Azul y más trabajo es más salarios, más demanda, más movimiento comercial, etc.".

Planes de inversión

El dueño de la empresa anticipó además que tiene más inversiones previstas. "La industria frigorífica lamentablemente hace 30 años estaba a la par de las más avanzadas del mundo, venían de muchos otros países, de Brasil, de Latinoamérica o de Méjico a copiar las plantas argentinas y después de prácticamente 12 años con las exportaciones cerradas, nadie progresó", relató.

En cambio, hizo hincapié en que "hoy en día ha tenido un avance gigantesco" y nuevamente la industria frigorífica está a la altura de lo que el mundo está requiriendo. Frente a este nuevo panorama, apuntó que hay que invertir "en sistemas, en computación, hoy en día hay que tener identificado cada corte de carne, de qué lote salió y muy pronto va a ser de qué animal específico salió".

Explicó que eso es lo que requieren los clientes en la actualidad. "Todo eso requiera una enorme inversión en sistemas, requiere de gente que sepa operar esos sistemas, requiere tener toda la planta en línea permanentemente", informó. De ahí que uno de los pedidos que plantearon a las autoridades fue el arribo a la planta de la fibra óptica.

A partir de los planes de inversión, Duhau aseveró que "necesitamos en el corto plazo un camino pavimentado o bien en el corto plazo mejorado, necesitamos mejor conexión a Internet y mejor conexión eléctrica para lo cual ya estamos hablando con la Cooperativa Eléctrica, esas son cosas esenciales".

Mirando hacia el

gigante asiático

"La carne argentina es muy requerida y los mercados se perdieron cuando argentina dejó de exportar durante tantos años. Estados Unidos produce carne de calidad, pero la consumen internamente. Argentina es entonces el principal productor de carne de calidad para la exportación", remarcó.

En este contexto, anticipó que "el plan que hemos hecho los productores e industriales con el Gobierno es llegar en algunos años nuevamente a un millón de toneladas de exportación, lo que va a significar darle trabajo y mucha vida a todas zonas del interior del país".

Apuntó que "China es el gran mercado nuevo en crecimiento. Ellos compran muchos cortes de baja calidad y hoy es el principal destino de exportación de la carnes argentinas. Nosotros no estamos todavía habilitados para China y esperamos estarlo en los próximos meses. Ya tenemos conversaciones para exportar corte de calidad ya que está creciendo la demanda, pagan muy bien. Hay una clase media creciente que está demandando carne de mejor calidad y eso hoy está abastecido por Australia, pero es un productor relativamente chico", concluyó Duhau.