120011

03.09 AZUL

Cuando la solidaridad se asocia con la producción

Alejo López, fabricante de planchas, explicó que acredita quince años en el rubro y que en sus inicios elaboraba esas estructuras en el patio de su casa, en el barrio El Sol. Hoy se encuentra instalado con su pequeña empresa en los galpones cedidos por Gustavo Del Curto, a quien resalta por el enorme respaldo que brinda a los microemprendedores. Y, al mismo tiempo, hace una crítica al Parque Industrial Nro. 1  

"Tengo un predio en el Parque Industrial I donde estoy tratando de instalarme, aunque últimamente viene muy crítica la situación económica y eso hizo que tuviéramos que hacer un parate. Todavía estamos en los galpones con los chicos, con los cuales nos asociamos y nos dedicamos a todo lo que son premoldeados, viviendas económicas terminadas (piso, techo, durlock), tapiales y galpones" indicó Alejo López, el reconocido fabricante de planchas que en Azul es palabra autorizada para hablar sobre este aspecto de la construcción.

Admitió Alejo que el lugar donde se encuentra instalado, gracias al gesto solidario del titular de H.J.Navas, Gustavo Del Curto, es beneficioso para el desarrollo de microemprendimientos. En especial señaló que, por las dimensiones que tienen los galpones, "esto nos permite mantenernos al resguardo de las inclemencias meteorológicas, pudiendo seguir el trabajo sin cortar nuestras tareas. Esto fue una solución en su momento que todavía nos sigue siendo de suma utilidad", afirmó quien tiene ya quince años de experiencia en el rubro.

López afirmó que en el lote que tiene en el Pida I, "tengo hecha la playa y la bajada de luz, pero esto cuesta y lo hacemos con 'cero apoyo' de todos lados. Había una imperiosa necesidad de mudarme al sector industrial porque para este tipo de trabajos se necesita espacio y, además, se generaban molestias a los vecinos" dijo el fabricante de planchas, y aclaró que en el predio de su propiedad carece de otro servicio más allá de la electricidad.

"Aparte, todo eso es tierra de nadie y no hay seguridad. Es una tapera el Parque Industrial N° I. Han bajado las ventas y eso ha hecho que dejemos de fabricar en los dos lados, para hacerlo sólo en el galpón de Navas. Hay temporadas que tengo diez o doce personas y otras, como ahora, que somos cuatro o cinco. Inclusive tengo a mi hermano y a mi hijo trabajando conmigo", agregó.

El emprendedor destacó la ayuda que le da el dueño de los galpones. "Gustavo Del Curto nos da una mano bárbara. Tenemos sólo palabras de agradecimiento para con él. Nunca nos puso una traba para que nosotros podamos seguir con nuestros emprendimientos. Es una ayuda impresionante la que nos da", señaló finalmente Alejo López.