120013

03.09 AZUL

De un garaje hogareño al galpón donde se produce todo para la casa y hasta varios juegos infantiles

Es uno de los tantos matrimonios que trabaja codo a codo cada día. En Azul, Silvina Rocha y Pablo Fernández comenzaron en el garaje de su casa y el crecimiento se fue dando de manera paulatina. Producen casi todos los muebles de una casa y cada vez que se acerca el Día del Niño, sacan a relucir otra de sus especialidades: los juegos infantiles.  

Silvina Rocha, junto con su pareja Pablo Fernández, llevan también poco más de dos años en los galpones de Las Flores y Calle 8, pero acreditan dos décadas fabricando muebles de madera. Según afirmó, pasaron de trabajar en el garaje hogareño al inmueble que es propiedad de Navas.

Rocha dijo que parte de la mercadería la fabrican para tenerla en stock, pero también elaboran a pedido del cliente otros productos que hacen con sus manos, como sillas, camas, escritorios, bajomesadas y alacenas, y también juegos infantiles ya que es un elemento que viene con bastantes pedidos a instancias de cada advenimiento del Día del Niño.

La microemprendedora coincidió con sus pares de los galpones del nido de empresas al destacar los inconvenientes por los costos que se encuentran en constante aumento respecto de la materia prima.

"Ahora estoy haciendo sillas tapizadas, que están encargadas, y la goma espuma subió dos veces en una semana. Es una locura porque uno tiene, aún en ese contexto, que respetarle el precio al cliente", indicó Rocha. "Trabajo siempre hay; todos los días alguien encarga algo. Tal vez tengamos que encarar algo más en materia de promoción publicitaria", concluyó Silvina Rocha.