120025

03.09 

Ahora, parabrisas también se dice Lastra

Al estar en el corredor de la ruta 51 se ve beneficiado porque por allí pasan muchos vehículos pesados. Con la alternativa de elegir entre tres opciones de parabrisas, los clientes tienen opciones válidas. Cerca de las canteras, cementeras y la VTV, así como de la zona serrana, Parabrisas Lastra comenzó una nueva etapa.  

Decir Lastra, es decir cristales, es decir parabrisas. Y Germán Lastra lo confirma con una gran sonrisa, porque sabe que es así aunque es un legado que recibió de su padre, Pablo ("sí, me relacionan con los cristales, aunque la mayoría de los 16 hermanos fueron carteros", dice su papá). "Pero acá son parabrisas, estamos funcionando en este local en la ruta 51 y Coronel Suárez, desde el 4 de diciembre de 2017, así que hace relativamente poco, menos de un año, y realmente estamos teniendo un muy buen resultado", agregó Germán.

"Comenzamos y trabajamos casi exclusivamente con camiones, es decir pesados, los utilitarios grandes, ya que en el centro -Necochea casi Avenida Pringles- era imposible trabajar con ese tipo de vehículos. Tenemos comodidad allá, por supuesto, pero no es lo mismo. Y se han sumado muchos clientes que vienen de la zona serrana, es decir Hinojo, Loma Negra, Sierras Bayas, ya que la gente no quiere ir a Olavarría y viene para acá que le queda más cerca. Y también están los que pasan por la ruta, ya que este es un corredor espectacular porque pasan vehículos que vienen desde Buenos Aires y desde Bahía Blanca. Es así. Puede aparecer un camión que está viajando desde Santiago del Estero como de Río Gallegos, por lo que los clientes de ese tipo se van sumando de a poco, pero se van sumando camiones ya que Olavarría debe tener una plaza aproximada de 4 mil camiones" continuó contando Germán Lastra.

"En el Centro estamos en Necochea entre 9 de Julio y Avenida Pringles desde 2002, es decir hace 16 años, y allí hacemos los trabajos de lo que son vehículos chicos, autos, y optamos por buscar una alternativa más válida para trabajar con los camiones. En este galpón que tenemos en la ruta, por ejemplo, puede ingresar cómodamente un camión con acoplado y girar acá adentro, sin ningún tipo de problemas. Es un galpón de 35 x 25 metros, más las oficinas por supuesto", señaló el joven empresario olavarriense.

"¿El comienzo?, fue buenísimo. Luego hubo meses malos porque bajó el trabajo, y en general venimos como está el país. Hay que aclarar que nosotros, debido a la trayectoria de mi papá primero y luego yo que me sumé, tenemos muchos clientes. No es que empezamos desde cero, de la nada. La clientela de empresas que iban al centro ahora vienen acá, a la ruta, por lo que es una manera de delegar o redirigir. También vamos captando clientes de la zona serrana y también los que pasan que son de distintas ciudades. Tenemos cerca las fábricas de cemento, por lo que los camioneros van a sacar turno y si tienen que solucionar un problema en su parabrisas se vienen de una escapada", continuó contando.

"Se hizo un estudio de mercado, por supuesto, pero la posibilidad salió de un día para el otro porque no había terrenos de estas medidas en este corredor. Pero justo encontramos tres pegados. Hay empresas de camiones muy grandes, y acá estamos. ¿Lo que vendemos?, trabajamos con dos marcas: Cristem, que es una marca nacional que se encuentra en Quilmes y que antiguamente -cuando era Blindex, con dedicación a los autos-, en el 90 y pico se fue Cristem, alquilándole el lugar. En 2001 Blindex se transformó en Pilkington y se fue a Munro, a la fábrica original, y Cristem volvió a a trabajar con su sello, es una fábrica grande con 300 empleados. Es una marca alternativa, pero de muy buena calidad. Y trabajamos también con parabrisas Pilkington, y desde hace poco con la fábrica Security que es otra marca multinacional y tiene base en Campana. Es decir, trabajamos con tres marcas y tenemos un convenio con Pilkington que cuenta con una red de colocadores, ya que online nos llegan las órdenes para hacer el trabajo y también aseguran camiones, en lo que es parabrisas. Así que con la orden sacamos las fotos, una denuncia interna y se hace la reparación, por lo que el cliente continúa el viaje sin inconvenientes sin abonar nada porque estaba asegurado", explicó.

"Las compañías antes no aseguraban camiones, pero hace un año aproximadamente comenzaron a hacerlo. Fueron tres o cuatro las que iniciaron el camino y ahora se sumaron varias, y cada vez ofrecen más y mejores cosas para captar clientes. Nosotros tenemos distintos precios que varían, aunque no tanto varía la calidad. Sí en precios porque la nacional se defiende más porque es argentina y la otra que fabrica afuera, con valor dólar, es más caro. Hay parabrisas que tienen entre 1.800 y 2.000 pesos de diferencia y es mucho dinero, por lo que el cliente elige. Además, hay empresas que tienen 20 camiones y es una dinero importante, pero la VTV exige que los parabrisas estén bien, sino se aplican multas en la ruta" continuó diciendo Lastra.

Lo que ofrece Parabrisas Lastra en su nuevo local es un buen servicio, calidad y la comodidad, porque el punto estratégico lo beneficia y entonces son muchos los choferes de camiones que lo ven como una solución rapidísima. "Es que estamos cerca de las canteras, las fábricas de cemento, de la VTV de camiones, y lejos del centro, así que fue una buena idea venir para el lado de la ruta" terminó diciendo Germán Lastra.