120027

03.09 

Olavarría Goma, el supermercado de la industria

Desde hace siete años cuando Juan Manuel Torres Booth tomó las riendas de este tradicional negocio dedicado exclusivamente a un rubro, decidió cambiar la estrategia de venta y de brindarle más soluciones a los clientes. Y lo ha logrado, a partir de la incorporación de una enorme variedad de productos llegar a distintos sectores de la industria. Además, afirma que en la correcta exhibición -además de un buen precio- está la clave para aumentar las ventas.  

"En realidad, en Olavarría Goma estamos incorporando muchos productos constantemente, por lo que venimos creciendo año tras año, más que nada por la diversificación que estamos incorporando. Inicialmente comenzamos -desde hace unos años cuando me hice cargo del negocio- con lo específico, es decir goma, pero luego fuimos incorporando de otros rubros como ferretería, máquinas, herramientas, así como otros productos dentro de lo que es goma aunque no son tan conocidos. Es decir, venimos creciendo en cantidad y en volumen de ventas, aunque medirlo en dinero es difícil por la variación que se viene produciendo con los precios, pero sí estamos creciendo de manera firme y paulatina en lo que es productos y de servicios" comenzó explicando el ingeniero Juan Manuel Torres Booth, a cargo de una de las esquinas más reconocidas en Olavarría, ubicada en Avenida Colón y España.

Es que Olavarría Goma, luego de abrirse camino en un rubro específico, de la mano de Torres Booth ha ido modificando poco a poco y el abanico de productos se ha ido ampliando de manera notable, por lo que se puede ir a la "esquina amarilla" y allí se encontrarán diversos productos. En efecto, el negocio puede brindar respuestas de productos en lo que es agro, industria, automotor y todo lo que es para la vivienda.

"Exactamente. Abarcamos distintos rubros, distintos mercados, y dentro de la industria también hay distintas ramas a las que respondemos con productos. Por ejemplo, dentro de la industria tenemos productos relacionados con la construcción, también para la vivienda ya que está el tema de las aberturas y allí contamos con burletes para puertas y ventanas, entre otrs cosas. Cada industria tiene su particularidad, por supuesto, pero es tan amplio el mercado que a pesar de que en general es un año difícil, cuando cae un rubro levanta otro y entonces se compensa, y eso nos permite subsistir y evolucionar, para abrir nuevos mercado y tener nuevas metas. Eso nos permite avanzar", agregó Juan Manuel, quien tomó las riendas de Olavarría Goma hace casi siete años.

"En lo que es construcción lo atacamos en dos mercados distintos: por un lado, lo que es canteras ya que demandan productos como mangueras, acoples, mangueras para descarga de cemento o perforadoras, lo que es todo industrial, y también está lo relacionado con el consumidor final y allí vendemos hormigoneras, carretillas, palas, cuchara de albañil, guantes, elementos de seguridad; es decir, por ambos lados el mismo rubro nos alimenta en la venta", siguió diciendo Torres Booth.

"Una política que tenemos es buscar nuevos productos para vender. Todos los meses ingresamos novedades, y constantemente hacemos reformas y ampliaciones del local para poder tener mayor capacidad de exhibición que es fundamental a la hora de vender. Si bien hay tendencia a través de Internet y consumir por las redes sociales, la exhibición del producto sigue siendo una variable muy importante y fundamental. Un producto bien exhibido y con un precio acorde, se vende seguro. Entonces cuando mayor es el espacio, cuanto más grande es el área de exhibición, mayor es la cantidad de ventas", explicó el joven empresario.

"¿Si es casi como un supermercado, que los clientes vienen a comprar una cosa, ven algo más y también se lo llevan?, sí, es exactamente así en Olavarría Goma. Al menos, esa es nuestra experiencia y nos gusta trabajar de esa manera. Funciona así por el tema de la exhibición que es clave, y próximamente haremos una refacción para práctimente duplicar el espacio del salón, porque tenemos mucha mercadería guardada en un depósito o mal exhibida y no rota porque no la podemos mostrar, y exhibirla en el local nos permite la posibilidad firme de mostrarla y venderla. Porque viene alguien a buscar una manguera y luego le agrega tres o cuatro productos distintos, así que es fundamental la exhibición pero a ello hay que acompañarlo con un buen precio. Acompañamos también con las redes sociales, aunque este tipo de comercio es difícil hacer la venta desde Internet porque la gente sigue prefiriendo venir al local. Internet es buena para promocionar el negocio y promocionar algún producto pero no se hacen ventas directas por allí. Esí sí, es un buen complemento, pero la gente sigue viniendo al negocio, hay un contacto directo, se la puede aconsejar y entonces la venta es mejor de esa manera" terminó diciendo Juan Manuel Torres Booth.