120068

03.09 | Policiales Arrojaron piedras a los agentes

La policía evitó dos intentos de saqueo en comercios del barrio Alberdi

Tras un gran despliegue y la interceptación  de varias personas, lograron controlar la situación. Por redes sociales se había viralizado que iban a ingresar a un supermercado chino de Alberdi y Necochea.

Por alrededor de una hora gran parte los vecinos del barrio Alberdi y los alrededores se encontraron con un gran despliegue policial, y el temor latente de posibles robos o saqueos, que llevaron a que muchos comercios decidieran cerrar sus persianas alrededor de las 19  de este lunes.

En horas de la tarde de este lunes se viralizó, a través de las redes sociales, un comentario que refería que se había estado convocando a vecinos a realizar un "saqueo a un supermercado chino ubicado en Alberdi y Necochea a las 19hs de hoy".

De manera precautoria, se instaló previamente un control policial en el lugar, que a los pocos minutos constató la presencia de un grupo de gente que se acercaba al Super Luna con, según se presume, la intención de ingresar a robar el comercio.

Rápidamente se montó un amplio operativo policial con la participación de agentes de diferentes dependencias, que derivó en un enfrentamiento a piedrazos con las personas que se estaban dirigiendo a este local. Los trabajos fueron encabezados por el jefe distrital, comisario inspector Carlos Roldán.

EL POPULAR estuvo presente en el lugar y pudo saber que además del supermercado chino, también lograron evitar un intento de saqueo en otro comercio cercano.

Por varios minutos se vivieron corridas y persecusiones para poder dar con este grupo de gente, formado por entre 30 ó 40 personas. Se escucharon varios disparos en el aire y se vivieron momentos de gran tensión y preocupación.

Poco más tarde se logró disuadir a estas personas para evitar que ingresen a los comercios y fueron identificadas.

Viendo la situación que se daba en las calles, los comercios decidieron cerrar sus persianas, en tanto personal policial disuadió a varias personas que andaban por los alrededores a retirarse.

Tras cerca de una hora de realizar patrullajes y controles a pie, se logró controlar la situación en todo el barrio, aunque permanecen las guardias y los operativos de control.