120609

13.09 

La fiesta de la Comunión empieza en Cotillón Olavarría

Desde hace un año, Cotillón Olavarría marca tendencia a la hora de organizar el festejo de cumpleaños, casamientos y, por que no, también la Primera Comunión, ese momento especial en la vida de todo niño o niña.

Si uno de tus hijos está a punto de vivir esa fecha trascendental, y estás organizando una reunión posterior, tenés la oportunidad de encontrar los más lindos elementos de cotillón en el local de Necochea 2632, donde comercializan desde la grana hasta el disfraz que podés necesitar. Pero específicamente para la Primera Comunión, aquí disponen de platos, servilletas, vasos, manteles, globos y estampas referidos a esa circunstancia, mayoritariamente diseñados en los tradicionales colores blanco y amarillo.

Invitaciones, guirnaldas, algún diploma para recuerdo y los adminículos que se pueden utilizar como souvenir, esto es rosarios o crucecitas, compiten con los adornos para torta que van desde el clásico cáliz con las espigas hasta una más compleja capillita. Repitiendo el blanco y el amarillo, están también los pirotines y los toppers o pinchitos para las hoy infaltables cupcakes.

"Sí, claro, todo viene en blanco y amarillo. Los clientes, que son muchos porque la Primera Comunión se festeja en la mayoría de las familias, a veces piden otros colores, pero eso es más complicado", explicó la propietaria del amplio local, Marianela Wilwert. Cotillón Olavarría nació, en realidad, como un emprendimiento mayorista, y el año pasado se instaló para ventas minoristas en el espacio que, durante décadas, ocupó Zapatillería Necochea, sobre la calle homónima entre Vicente López y Alsina.

¿Que más se puede encontrar aquí? Desde cotillón luminoso, carioca, hasta todo tipo de globología, repostería, golosinas, descartables, fuentes de tortas, moldes y disfraces de personajes o de profesiones y oficios para los más chiquitos y también para adultos.

Lo dicho: en Cotillón Olavarría -donde aceptan tu tarjeta de débito y la de crédito en un pago- está todo lo que se requiere para un gran festejo.