120610

13.09 

La torta más deliciosa, según Cotillón El Pato

Cuatro años y medio de experiencia en el mercado olavarriense son la carta de presentación de Cotillón El Pato, que ya se ha constituido en sinónimo de calidad y buen gusto.  

De las manos de Susana, su propietaria, surgen las más ricas y vistosas tortas para celebrar las grandes ocasiones, en este caso, tal vez más importante en la vida de todo niño: la Primera Comunión. En este sentido, la experimentada repostera aseguró que "en relación con los adornos, los más pedidos resultan las clásicas capillitas, los cálices y las 'porfis' o virgencitas con rasgos aniñados", que ella reproduce exclusivamente en porcelana fría, ya que "con ese material las figuras quedan mucho más finas y duran más". Lejos del pastillaje, hoy se utilizan figuras confeccionadas en pergolina o polifam, que se pintan y se adornan, o elementos en goma eva.

En líneas generales, chicos y padres optan por toda la simbología tradicional de la Primera Comunión, desde los rosarios y el misal, hasta las uvas, utilizando preferentemente los colores blanco y amarillo, pero con las innovaciones que han incorporado también el rosa, el celeste y los lilas y verdes.

No necesariamente los souvenires deben ir haciendo juego, pero quien así se lo desea, puede tenerlo. Para este ítem "vienen angelitos, en una variedad que incorpora luces, denarios, y pequeños cálices, para los que se puede personalizar la tarjeta", todo en una constante innovación que obliga a reposteros y responsables de cotillones a renovarse permanentemente.

Los pedidos, claro, requieren de un tiempo previo. Y aunque las Primeras Comuniones ya están aquí, Susana estima que para preparar los adornos de una torta y de 20 souvenires necesita más de 15 días de elaboración, principalmente por el tiempo que requiere el secado del material.

Como ya se dijo, Susana parte desde la elaboración de la torta, cuyos gustos más solicitados son granizado y chocolate. Incluso para la Primera Comunión, ahora se utilizan mucho las que llevan pisos de diferentes colores y cuando se las corta, quedan como rayadas y muy coloridas. "En los últimos tiempos se han incorporado además las tortas falsas: son las que llevan uno o más pisos hechos de telgopor, y sólo uno de verdadera masa comestible", explica la repostera, describiendo, en definitiva, "una torta más importante, sin tanto peso".Ella misma prepara también los cupcakeshaciendo juego con la torta principal y los popcakes, esa especie de chupetín hecho de masa y decorado como tal, que completarán la mesa principal.

Cotillón El Pato está ubicado en Manuel Leal 2634, con teléfono 414183. Y a pesar de que Susana ya tenía una clientela importante para sus tortas, con la apertura del local ha ampliado notablemente sus posibilidades comerciales, que incluyen manteles, fundas y todo lo necesario para la ambientación, globos, guirnaldas y centros de mesa, además de invitaciones que, obviamente, pueden ser personalizadas. Lo último que incorporó el cotillón es la posibilidad de inflar los globos con gas helio. Habrá que aprovecharlo.