20.09.2018 

Ejercicio y primavera: el combo que mejora el estado de ánimo

El impacto que el ejercicio físico tiene sobre el estado de ánimo fue demostrado en una investigación y puede potenciarse con la llegada de la primavera. Las buenas condiciones del clima predisponen a la mayoría a un mejor humor. 

Pero además en esta época muchos retoman la actividad física, falta poco para ponerse la malla y se busca lucir bien. Otros continuarán con las prácticas que realizan todo el año y los días soleados los empujarán a realizarlas al aire libre si es que es posible. Es en estos casos en que sus beneficios psicológicos se potencian aún más.

Se sabe del efecto del ejercicio sobre el estado de salud a nivel orgánico, pero hay que tener en cuenta que éste también repercute a nivel psicológico.

Así pudieron constatarlo los investigadores Meghan Edwards y Paul Loprinzi de la Universidad de Mississippi, quienes realizaron un abordaje en adultos jóvenes. Los especialistas pudieron verificar cómo una conducta sedentaria -que en este caso fue inducida- incide en el estado de ánimo y la tendencia a la depresión.

Lo que hicieron fue imponer un estilo de vida sedentario a 26 adultos jóvenes y activos durante 7 días, quienes no podían participar en cualquier ejercicio estructurado o realizar más de 5.000 pasos al día. Después de apenas una semana de vida sedentaria, la depresión y el estado de ánimo de los participantes empeoró, pero una vez que reanudaron su rutina activa, su estado de ánimo mejoró.

Se pudo demostrar que aunque sea durante períodos breves, la actividad física repercute incluso en el humor, así como su ausencia impactará de manera negativa.

El ejercicio también ha demostrado mejorar la productividad y disminuir el ausentismo laboral y escolar. El texto también señala que tiene efectos positivos para el manejo de la ansiedad y mejora las relaciones, influye en el funcionamiento cognitivo y ralentiza el deterioro en este plano, fundamentalmente gracias a la disminución del riesgo cerebrovascular. En este aspecto, se resume que el ejercicio provee un efecto neuroprotector.

Lo cierto es que el comienzo de esta nueva estación es ideal para proponerse realizar actividades físicas al aire libre, siendo las caminatas o la práctica de andar en bicicleta o en patines, por ejemplo, actividades gratuitas y fáciles de realizar. Hay que tener en cuenta que la actividad física regular reduce la morbimortalidad al disminuir la incidencia de enfermedad cardiovascular, diabetes, hipertensión, obesidad, depresión y osteoporosis y algunos cánceres.

La propuesta es una actividad física regular durante al menos 30 minutos en el día, todos los días de la semana con una intensidad moderada. Ésta es una de las formas más sencillas de mejorar la salud y mantenerse sano.