04.10.2018 

"Reiniciar" el cerebro

Dormir la siesta puede ser un arte o puede ser una ciencia. Una siesta corta es como "reiniciar" el cerebro. 

Los expertos del sueño dicen en un artículo del Wall Street Journal que una siesta de 10 a 20 minutos ofrece los mejores beneficios en menos tiempo, pero dependiendo de lo que quieras conseguir, otras duraciones podrían ser ideales:

Para un impulso rápido, los expertos explican que una siesta rápida de 10 a 20 minutos es adecuada para volver a trabajar con lucidez.

Para el procesamiento cognitivo de la memoria, en cambio, una siesta de 60 minutos puede tener mayores beneficios, según el Dr. Mednick. Incluir el sueño de onda lenta ayuda a recordar hechos, lugares y caras. El inconveniente: puedes encontrarte atontado al despertar.

Por último, la siesta de 90 minutos probablemente incluya un ciclo completo de sueño, lo que impulsa la creatividad, la memoria emocional y la memoria procedimental, como aprender a montar en bicicleta. Despertar después del sueño REM suele significar una cantidad mínima de inercia del sueño, según el Dr. Mednick.