122402

18.10.2018 | Policiales 

Los tíos de Sheila confesaron el crimen: "Nos drogamos y no sabemos qué pasó"

Los tíos de Sheila Ayala, la chica de 10 años que fue encontrada muerta en San Miguel, confesaron el crimen de la menor. Ambos se encuentran detenidos, aunque todavía no declararon frente al fiscal de la causa. 

''Nos drogamos y no sabemos qué pasó'', dijeron a oficiales de la policía. El lugar donde fue encontrado el cuerpo de Sheila es lindero a la casa de Fabián Gonzales, de 24 años, el esposo de la hermana del padre, es decir, tío de la víctima; en tanto que la mujer, identificada como Leonela Ayala, está embarazada de 9 meses.

En la casa se encontraron bolsas y cintas y sobre el colchón había moscas. Según fuentes allegadas a la causa, desde lo alto de la vivienda se podría haber arrojado el cuerpo. El cadáver fue encontrado dentro de una bolsa. "Fue una muerte violenta", dijo el comisario general bonaerense Jorge Figini, entrevistado por los medios desde el lugar del hallazgo.

La niña había desaparecido el domingo, cuando jugaba en el barrio Villa Trujuy, del partido bonaerense de San Miguel. El Ministerio de Seguridad de la provincia había ofrecido una recompensa de 500 mil pesos para aquellos que aportaran algún dato o información sobre el paradero de la menor.

Cuando este jueves a la tarde se conoció el hallazgo del cuerpo, vecinos de la localidad se enfrentaron con efectivos policiales. Les tiraron piedras y atacaron algunos vehículos de las fuerzas de seguridad. La policía respondió con balas de goma. (Fuente: La Nación)