122580

23.10.2018 | Información General 

Licitación del transporte público: cambios en los recorridos y trasbordo entre líneas

Esos serían los principales cambios a proponer en las líneas urbanas. Iniciamente no se plantearían modificaciones importantes para el transporte interurbano.

Josefina Bargas
[email protected]
@JosefinaB


El año próximo vencerán las concesiones del transporte público de pasajeros en Olavarría y el Municipio convocará a una nueva licitación. Para ello ha dado a conocer que llevan adelante un trabajo junto a la Facultad de Ingeniería de la Unicen, el cual involucra a distintas áreas de la gestión local. Se anunció que el viernes se darán a conocer novedades de esa tarea y EL POPULAR pudo saber algunos detalles.

En principio, los estudios -y los cambios a proponer en consecuencia- avanzarían exclusivamente en las líneas urbanas y no se plantearían modificaciones importantes para el transporte interurbano. Entre las novedades que se propondrán se cuentan cambios en los recorridos y la aplicación del trasbordo entre líneas, incluyendo beneficios para esta utilización del servicio.

Los cambios

Con todo lo dicho, ¿qué se busca cambiar para el futuro del transporte de pasajeros? En principio, se plantearía un rediseño de los recorridos de las líneas urbanas y de las paradas, además de contemplar horarios pico.

Actualmente, las 6 líneas se definen como "genéricas": vienen de la concepción anterior del sistema de transporte público donde cada una era administrada por una concesionaria diferente, con lo que todas circulaban de norte a sur y de este a oeste, de punta a punta de la ciudad. Los nuevos barrios se incorporaban a este sistema como anexos, incluso por fuera de lo establecido en el pliego de concesión.

Esta concepción del transporte público tiene como ventaja que varias líneas sirven para acercarse al mismo punto. Pero tiene varias desventajas, entre ellas una central: el tiempo del recorrido se hace extenso y, a su vez, cada modificación que se plantea para llegar a nuevos barrios complica aún más la duración temporal del recorrido.

Este sería uno de los cambios más profundos ya que implica una nueva concepción del sistema: la extensión territorial del servicio sectorizada por zonas -incluyendo nuevos barrios que hoy no tienen cobertura- y pensada desde el uso. Y de aquí se desprende la segunda novedad esperada: la aplicación del trasbordo entre los recorridos.

Se proyectarían dos lugares de trasbordo, uno para cada sentido de circulación. Allí confluirán todas las líneas. Y en esa propuesta, cabe esperar que se tomen en cuenta ventajas para los usuarios que hagan el trasbordo con un beneficio en el segundo boleto.

En agosto se realizó un estudio, denominado "Sube y Baja", que buscó justamente saber en detalle cómo se mueven los usuarios del transporte público. La investigación se centró en detallar el punto de origen y el de destino para conocer las necesidades de los vecinos en los horarios de mayor demanda. Los resultados alcanzados serán parte de estos aspectos que se conocerán el viernes.

¿Qué se puede esperar en 2019 de un rediseño de este tipo? La licitación sería integral del sistema y no de cada línea individualmente: se mantendría el esquema de una única prestadora para todos los recorridos.