122628

24.10.2018 | Policiales Tandil

Tassara quedó internado tras protagonizar un violento choque en cadena

El episodio ocurrió el martes por la tarde. El auto guiado por el rector de la Unicén, impactó contra otro que estaba detenido en el semáforo. Por el hecho, Tassara quedó internado en observación.

El rector de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (Unicén), Roberto Tassara, terminó internado en observación en el servicio de Terapia Intensiva del Sanatorio Santamarina al protagonizar un fuerte choque por alcance que implicó a cinco vehículos, el martes por la tarde, en Lunghi y Dante Alighieri, en la vecina localidad de Tandil.

El hecho fue desencadenado por un Renault Fluence, guiado por el contador. Por causas que se tratan de establecer el automóvil, que circulaba por la avenida con destino al centro de la ciudad, impactó contra un Ford Escort, en el que viajaba una mujer con su hijo.

La reacción alcanzó a dos camionetas Ford F100 y a un Ford Ka que lideraba la hilera de rodados que aguardaba el cambio del semáforo ubicado en el cruce de ambas calles.

Como consecuencia del violento golpe, Tassara y la mujer que viajaba como acompañante en el Escort fueron trasladados en ambulancias al Hospital Municipal "Ramón Santamarina".

Derivación

Más tarde, fuentes del centro asistencial público informaron que el rector sufrió trauma cerrado tórax y que, tras recibir las primeras atenciones en la guardia, fue derivado hacia el Sanatorio, donde quedó internado en observación en Terapia Intensiva.

Fuentes consultadas por Diario El Eco de Tandil, indicaron que Tassara fue designado a ese sector por faltantes de camas en internación y por decisión de los médicos, que harán un control en las primeras 24 horas.

La mujer, identificada como Haydee Midon, recibió el alta a las pocas horas de su ingreso a la guardia del Hospital. Las identidades del resto de los afectados, en tanto, no fueron dadas a conocer por la policía debido a que no se iniciaron actuaciones al no registrarse lesionados.

(Fuente: El Eco de Tandil)