122797

27.10.2018 | Policiales Tandil

Nuevas inspecciones y allanamientos intentan dar con Jorge Bustamante

El amplio operativo policial para dar con el joven de 24 años continuó durante la mañana del sábado aunque en esta oportunidad con una lógica diferente a la que se mostró días anteriores. 

El espectacular despliegue de las fuerzas sigue presente. Por la mañana comenzaron nuevamente a trabajar en las cavas de la ex cantera de Cerro Leones. En la ocasión los equipos se dividieron en rastrillaje por tierra y la tarea de los buzos tácticos.

El padre y la madre de Jorge Bustamante, junto a allegados a ellos, siguieron la operación que intenta esclarecer el paradero del joven que el pasado miércoles a la madrugada se fue de su casa y hasta el momento no se sabe nada.

En el lugar también se pudo divisar el accionar conjunto de toda la zona. Estaban presentes además de las fuerzas locales, Bomberos de Villa Gesell, de Madariaga, de Balcarce y el aporte un dron profesional de Defensa Civil de Olavarría.

El caso del dron, según señalaron a El Eco de Tandil los responsables del operativo, se utiliza para llegar a la zona rocosa y de gran altura de la ex cantera y que, en cierta manera, tiene mayor utilidad que el helicóptero.

Allanamientos

Mientras se realizaba la tarea de los buzos tácticos sobre las cavas y el personal rastrillaba la zona, en el kilómetro 171 de la Ruta 226, efectivos policiales y Gendarmería recorría el lugar junto a uno de los hermanos de Bustamante.

Al igual que en los diferentes lugares que están trabajando, sobre la Ruta -frente al barrio Arco Iris-, realizaron una acción similar: minuciosa tarea entre los arbustos y pastizales.

También se registraron en horas matutinas al menos dos allanamientos en domicilios con resultados negativos.

El primero de ellos en Riato al 2300. Allí encontraron un pozo con un sumidero de una profundidad considerable según detallaron desde la dotación de Bomberos del cuartel de Villa Italia que tuvo que trabajar en el lugar no encontrando nada.

El segundo fue en Villa Aguirre, en Basílico al 1700. Un amplio operativo cortó la calle y se apostaron efectivos de gendarmería sobre la casa donde vive una mujer junto a su pareja y dos chicos.

En el lugar se congregaron también integrantes del Movimiento 1 de Octubre, con Griselda Altamirano a la cabeza, ya que la dueña de la casa que era allanada pertenece a dicho espacio. "No pueden encontrar a una persona con la cantidad de efectivos que son en cuatro días y ahora empezaron una caza de brujas contra gente laburadora que nada tiene que ver con el tema", señaló ante la atenta mirada de los efectivos que estaban presentes. (Fuente: El Eco de Tandil)