123236

07.11 | Policiales Santos Lugares

Un hombre se olvidó a su beba en el auto y murió asfixiada

La pequeña de un año quedó encerrada en el vehículo por varias horas. El padre fue aprehendido acusado de "homicido culposo".

Un descuido que terminó en tragedia. En Tres de Febrero, un hombre olvidó a su hija de un año encerrada en su auto y la beba murió asfixiada. Ocurrió este martes en Ceraso y Avenida La Plata, en la localidad bonaerense de Santos Lugares. Por orden judicial, el padre fue aprehendido e imputado por homicidio culposo.

Todo comenzó cerca de las 8.30, cuando el hombre -de 39 años- llevó a su esposa y madre de la niña a su trabajo. De allí, debía dirigirse a la guardería para dejar a su beba. En cambio, volvió a su domicilio y cerró el auto de forma hermética olvidando a su hija en el asiento trasero.

Recién cerca de las 17, es decir unas nueve horas después, regresó al vehículo con la intención de ir a buscarla a la guardería y encontró a la chiquita ya sin vida.

Rápidamente y en estado de shock, dio aviso al 911. Al lugar llegó personal de la Comisaría Tercera de Santo Lugares, que trasladó a la beba al hospital Ramón Carrillo, donde no se la pudo reanimar.

Según vecinos del lugar, el hombre habría sufrido un accidente cerebrovascular (ACV) poco tiempo atrás, por lo que se buscará determinar si alguna secuela motivó su insólito olvido.

"Lo vi que gritaba. Dejó la puerta del auto abierta y me metí a ver qué era lo que pasaba. Pensé que era la perra que él tenía, pero vi que era la nena muerta en el 'huevito' con el cinturón de seguridad y un chupete", relató una testigo en diálogo con TN.

Se inició una causa judicial a cargo de la doctora Alejandra Alliaud, titular de la UFI 1 de San Martín.

Este miércoles se realizó la autopsia y se iniciaron los peritajes en el vehículo y el relevamiento de las cámaras de seguridad para aclarar los hechos.

En tanto, el equipo de Atención a la Víctima de la Municipalidad de Tres de Febrero se encuentra trabajando en la contención familiar.

Otros casos similares

Hace exactamente un mes, en Hortaleza, un distrito de Madrid, España, una beba de un año murió por asfixia y deshidratación después de haber estado más de siete horas encerrada en un auto.

Su padre debía llevarla a la guardería, pero olvidó que la pequeña iba a bordo y estacionó su auto cerca del trabajo. Su esposa, la madre de la niña, pasó por la guardería a buscarla pero allí le dijeron que no la habían llevado.

Llamó a su esposo y fue hacia donde estaba el auto, y allí encontró a la pequeña. Una ambulancia llegó rápidamente al lugar pero las maniobras de reanimación no tuvieron éxito.

También ocurrió en Florida, Estados Unidos, en julio pasado, cuando un niño de un año y cinco meses murió tras quedar encerrado durante ocho horas en el auto, expuesto a altas temperaturas. 

Meses antes, en Miami, un bebé de un año murió después de permanecer encerrado dentro del auto de sus padres en un centro comercial.

En ese caso fue la madre la que dejó al pequeño en el auto durante más de cinco horas, mientras ella trabajaba en un centro de belleza. (Clarín)