123278

08.11 | Policiales 

Siete horas de debate para la primera jornada del juicio que continúa el martes

Hasta ahora no hubo intento alguno de ir hacia arriba en la cadena de responsabilidades, en contra de unas cuantas especulaciones.

Daniel Puertas

[email protected]

El miércoles se realizó el juicio que duró unas siete horas. Varios testigos pasaron en la primera jornada oral y pública contra un ingeniero empleado de la Municipalidad por la caída del limitador de altura ubicado sobre el puente de la avenida Sarmiento que dejó el saldo de un muerto y un herido grave.

Al concluir la audiencia de debate quedó en claro que la fiscal María Paula Serrano tratará de dejar en claro que la responsabilidad es del ingeniero Rubén Darío Sierra, ya que fue el encargado de llevar adelante las conversaciones con la empresa Astori, que proveyó el pesado bloque de hormigón que se ubicó como límite para la altura de los vehículos que atravesaban el puente y debió controlar que existiera el riesgo de que ocurriera lo que finalmente ocurrió.

La estrategia del abogado defensor Gabriel Di Giulio parece apuntar a dirigir las responsabilidades fundamentalmente a Astori, ya que sus preguntas a los testigos giraron básicamente sobre las características de la firma y la documentación sobre la obra que aportó a la Municipalidad.

Hasta ahora no hubo intento alguno de ir hacia arriba en la cadena de responsabilidades, en contra de unas cuantas especulaciones.

Casi la totalidad de los testigos que declararon ayer fueron ofrecidos por el Ministerio Público Fiscal y los únicos que presentó la defensa fueron de concepto, como el ex concejal Marcelo Urlézaga y el maestro mayor de obras Gustavo Román, que estuvieron ante la jueza Marcía Cecilia Desiata un brevísimo tiempo y sólo para ensalzar las virtudes profesionales y como persona del ingeniero Sierra.

La fiscal Serrano llevaba sus preguntas siempre hacia el ingeniero Sierra, el abogado Di Giulio hacia la firma Astori. También se planteó la posibilidad de que la forma en que estaban colocado el limitador sobre sus columnas hubiera hecho más fácil que se deslizara hasta caer, ya que los dos bloques de hormigón estaban colocados de idéntica manera a pesar de que la dirección del tránsito era opuesta para cada uno.

Así transcurrió toda la larga primera jornada, donde apenas comenzaron a ponerse las cartas sobre la mesa.

Finalmente se fijó la fecha para la segunda audiencia de debate, la que, a despecho de supersticiones, fue fijada para el próximo martes 13.

El detalle completo de la primera audiencia del juicio, en diario El Popular