123291

08.11 | Policiales 

Caso Monteleone: la fiscal pidió la preventiva para el abogado

La solicitud llegó al mismo tiempo que se decidió la excarcelación de uno de los azuleños Un total de cuatro personas están detenidas acusadas de comprar y vender autos que eran pagados con cheques sin fondos.

Uno de los azuleños procesados por los delitos de asociación ilícita y varias estafas, hechos cometidos con la compra y venta de autos que eran pagados con cheques sin fondos y, en algunos casos, robados, fue excarcelado por decisión de la Jueza de Garantías que interviene en esta causa penal.

Dando lugar a un pedido presentado por su abogado defensor, favorecido con esta medida fue un vendedor de autos particular al que voceros judiciales identificaron como Bernardo Recci.

El hombre recuperó la libertad el martes, después de que Magdalena Forbes, titular del Juzgado de Garantías Nº 1, resolviera otorgarle una "excarcelación extraordinaria", según lo señalado a diario El Tiempo de Azul.

Si bien días atrás la misma jueza había rechazado los pedidos de excarcelaciones para los cuatro imputados que tiene esta Investigación Penal Preparatoria, entre ellos un abogado de Olavarría, ahora se pronunció a favor de la liberación del azuleño por cuestiones que estuvieron relacionadas con su "situación familiar".

En tanto, para los demás imputados la fiscal Laura Margaretic, que desde la UFI Nº 2 tiene a cargo esta investigación, pidió que las detenciones de esos tres hombres sean convertidas en respectivas prisiones preventivas.

Voceros judiciales los habían identificado como Samuel Guillermo Furriol, un joven que al igual que Recci fue detenido semanas atrás en Azul, Mauro Luciano Montelone y Claudio Javier Ponce.

El abogado Monteleone y Ponce habían sido arrestados en Olavarría, donde policías de la DDI Azul realizaron gran cantidad de allanamientos relacionados con esta investigación.

En esos procedimientos se incautaron diferentes elementos considerados de interés para la investigación y también vehículos automotores que habrían sido adquiridos mediante esas maniobras de defraudación cometidas con cheques truchos.

El defensor Oficial Diego Prado ha estado patrocinando en un principio a los imputados, quienes en Olavarría y en Azul fueron detenidos durante las realizaciones de varios allanamientos que la Policía realizara el 10 de octubre pasado.

Recci y Furiol, en carácter de coautores, están acusados de los delitos de asociación ilícita en concurso real con estafa.

En tanto, el abogado Monteleone y Ponce son considerados los líderes de esa asociación ilícita que habría cometido varias estafas.

La fiscal Margaretic ha reunido elementos que involucran a los cuatro imputados, uno de los cuales ahora está en libertad, en la comisión de al menos cuatro hechos de estafas con la compra y venta de vehículos automotores.

Mientras que tres de esos casos tuvieron como damnificados a vecinos azuleños, el otro hecho se produjo en la vecina ciudad de Rauch.

En la investigación penal consta que todos esos rodados fueron pagados con cheques que no tenían fondos. Además, en uno de esas operaciones los cartulares utilizados figuraban como robados en Tandil.

Los vendedores de esas unidades y legítimos propietarios de los vehículos no pudieron recuperarlos nunca. Ni cobrar por esas operaciones, ya que posteriormente los rodados fueron puestos a nombres de terceros. (Diario El Tiempo de Azul)