123816

20.11 | Información General 

Desde Cumelén informaron que: "No hay fugas acá, esto no es un instituto"

El titular de Cumelén, Eduardo Vera, rechazó categóricamente la posibilidad de un traslado de la comunidad terapéutica. También expuso que cuando un adolescente escapa del lugar se sigue un protocolo. Se trabaja "para que en algún momento tengan una oportunidad y se los pueda incluir en la sociedad".

Sin ánimo de confrontar, Eduardo Vera, titular de la comunidad terapéutica Cumelén, se refirió a la situación de los chicos allí alojados y sostuvo que se "trabaja todos los días" para hacerles conocer otra realidad y logren tener acceso a oportunidades para progresar.

En principio, en relación con recientes declaraciones de Walter Vega, presidente de la Sociedad de Fomento de barrio AOMA, explicó que "cuando dicen fugas es como si fuera un instituto, no un lugar de salud. Entradas o salidas, puede ser, pero fugas, no; eso suena raro. No hay fugas acá, esto no es un instituto, no hay que salir a cazarlos", rebatió.

De todas formas, Vera precisó que "igual trabajamos sobre eso. Hay que avisarle a la Justicia por una cuestión del paradero, y la Policía los sale a buscar. Los chicos tienen su problemas, entonces van y vienen porque esto es un lugar abierto. Es como un parador pero no es un parador, es una comunidad terapéutica donde hay 37 profesionales trabajando".

Al respecto, aclaró que en el lugar se brinda asistencia para que los adolescentes superen los problemas de adicciones. "Estamos haciendo esto todo el tiempo y todos los días incansablemente mientras el resto de la sociedad descansa y se debate cómo quiere vivir con los derechos y todo lo demás. Pero éste es un problema que la sociedad no se quiere hacer cargo".

Sin embargo, "nosotros nos estamos haciendo cargo de una problemática que no es solamente de Olavarría sino del nivel social y si hay algunos que se sobrepasan, lo solucionamos y trabajamos para mejorar".

"Un tema complicado"

En esa línea, el titular de Cumelén recordó que "el año pasado pasaron cosas" y desestimó que sean derivados allí chicos con "intentos de homicidio o robos calificados", como afirmara Vega: "Si hay cosas de gravedad y hay chicos que no tienen que estar acá, nosotros trabajamos y hacemos los informes que corresponden, hacemos las derivaciones que corresponden, y si no tiene que estar acá lo derivamos hacia otro lado", resumió Vera.

Para llevar tranquilidad a la comunidad, estableció que "siempre se trabaja de esta forma. Es un centro de salud, si está mal derivado, hacemos un buen diagnóstico y decimos 'bueno, llévenlo lo más pronto posible a otro lugar que corresponda' y eso es lo que se hace".

Asimismo, señaló que desde Cumelén se "trata de hacer lo mejor posible con los recursos que tenemos y nada más. Tampoco es que ahora se descubrió que existe un problema con los niños o que algunos tengan un problema con los adolescentes mientras no se hacen cargo de sus propios problemas. La sociedad es así, y ahora es más fácil señalar y decir cosas que hacerse cargo, y sobre todo a través de las redes sociales".

Sobre las adicciones, reconoció que se trata de "un tema complicado, y nosotros trabajamos todos los días. A veces sin recursos, a veces tenemos problemas económicos gravísimos; la alta inflación nos comió vivos pero seguimos trabajando, los chicos siguen estando; los profesionales no se fueron. Buscamos mil maneras, por ejemplo, el viernes tomaron la comunión y confirmación 10 chicos de acá de Cumelén, y eso también es importante", enfatizó.

"No somos el Estado"

Sobre los cuestionamientos recibidos desde barrio AOMA, planteó que fueron enunciados desde "una sociedad de fomento que está lejos de donde está la institución", al tiempo que desestimó la posibilidad de un traslado de la comunidad terapéutica: "Cada familia que tiene un problema, y con cada chico que tiene un problema, qué los vamos a sacar a todos de la ciudad: son chicos que tienen problemas con drogas, que tienen problemas sociales, problemas económicos, problemas familiares".

Así, apuntó a la necesidad de importantes recursos para concretarlo. "Como si fuera tan fácil trasladar una comunidad terapéutica. Nosotros no somos el Estado, somos una ONG y tratamos de resolver las cosas lo mejor posible; es decir, rendimos cuentas todo el tiempo como ONG: todo el mundo sabe cómo trabajamos; saben las actividades que tenemos con los chicos".

"Pero hay pibes que tienen mayores dificultades que otros. Los chicos que llegan tienen problemas de drogas y como esto no es una cárcel ni es un instituto, no hay que encerrar a los pibes. Los pibes van y vienen, los vamos a buscar y esta es toda la problemática".

En los casos que la gravedad de los hechos lo amerita "siempre nos hicimos cargo de eso. Habría que preguntarle a la gente de este barrio a ver qué piensa, que piensa totalmente distinto. Yo vivo al lado de la institución y vive un montón de gente en este barrio, el de los Palos de Colores, que no es precisamente el barrio AOMA, donde también el año pasado, después de todo lo que pasó, dije que éstos son los mismo pibes lo ayudaron al barrio AOMA de punta a punta: le construyeron una parrilla; le pintaron la escuela; le cortaron los pastos de la sociedad de fomento; y hacían los pesebre vivientes con la gente".

"No es solamente esto sino la cantidad de pibes que no están en la calle y trabajar para que en algún momento tengan una oportunidad y que se los pueda incluir en la sociedad; ¿qué vamos a hacer con estos pibes si no? ¿O Cumelén tiene la culpa ahora si algunas cosas pasan en la ciudad; pasan de todo tipo de delitos en la ciudad, y la culpa la tienen los chicos de Cumelén?", finalizó Eduardo Vera.