29.11.2018 

Lejos de las obligaciones

Llegan las vacaciones y con ellas el momento de dejar atrás las obligaciones y exigencias. Este período de descanso es necesario para que los niños recarguen energía para el comienzo del próximo año lectivo. Una buena alternativa son las colonias de vacaciones.

Este tipo de emprendimientos ofrecen múltiples beneficios:

? Establece conjunto de valores que contribuye a la formación del individuo.

? Permite el desarrollo integral de la persona.

? Integra la persona a la comunidad.

? Fomenta el uso constructivo del tiempo libre.

? Adapta socialmente al niño.

? Da autodisciplina.

? Da oportunidad para practicar situaciones de mando.

? Contribuye al desarrollo de la personalidad.

? Despierta la sensibilidad social.

? Da oportunidades para descubrir nuevos valores individuales.

? Da oportunidad para descubrir nuevos intereses, tanto deportivos como culturales.

? Mantiene el equilibrio psicofisiológico del individuo.

La colonia de vacaciones es una manera de estructurar el tiempo de los niños adecuadamente. Además, la mejor forma que los chicos tienen de disfrutar es cuando se encuentran con sus pares. A partir de los dos años ya pueden asistir a colonias.

Hay colonias que tienen una orientación más recreativa, que consiste en distintas actividades lúdicas (arte, música y expresión corporal) y aporta el desarrollo de la creatividad. Otras tienen una orientación más deportiva, que ayuda a desarrollar destrezas físicas, a aprender a jugar limpio formando parte de un equipo, y a mejorar el autoestima. Lo ideal puede ser una combinación de las dos, pero lo importante es que en cada propuesta se trabaje sobre la enseñanza de valores como el respeto, el compañerismo, la tolerancia y la cooperación.