124354

02.12.2018 | Policiales A fines de agosto en barrio Sarmiento Norte

Preventiva para un joven que hirió a dos personas tras disparar contra un comercio

La bala ingresó a un kiosco de avenida De los Trabajadores e Independencia, y lastimó a una mujer y una niña. Ya había estado detenido por este hecho, pero la Cámara de Apelaciones lo liberó.

La semana pasada el Juzgado de Garantías Nº 2 de nuestra ciudad avaló la solicitud realizada por la fiscalía Nº 7 y otorgó el pedido de prisión preventiva para un joven de 20 años, acusado de haber efectuado un disparo que le produjo lesiones a una mujer y una pequeña en un comercio del barrio Sarmiento Norte.

El violento episodio ocurrió a fines de agosto en horas de la noche en un kiosco de avenida De los Trabajadores e Independencia, cuando tras un enfrentamiento en la vía pública una bala ingresó al local e hirió a las dos personas, quienes no sufrieron lesiones de gravedad. Por el hecho, Cristian Alejandro Maíz fue detenido a mediados de octubre a un domicilio de Trabajadores al 1900, y la semana pasada el juez Carlos Villamarín, al frente del Juzgado de Garantías Nº 2 de nuestra ciudad, otorgó la prisión preventiva.

Maíz se encuentra acusado por los delitos "abuso de arma" -a raíz de los disparos efectuados-, "lesiones culposas en concurso ideal" -por las heridas que sufrieron la comerciante y la niña que se encontraban en el kiosco- y "portación ilegal de arma de fuego de uso civil agravada". Las actuaciones son llevadas adelante por el doctor Christian Urlézaga, fiscal subrogante de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 7.

El joven de 20 había sido detenido ya en el marco de esta causa poco después del hecho ocurrido en agosto pasado, pero la Cámara de Apelaciones resolvió su liberación, medida que generó preocupación y temor entre los vecinos de barrio Sarmiento Norte.

El acusado por el violento hecho se encuentra imputado además por el delito de "encubrimiento agravado", en el marco de la investigación del homicidio de Natalia Busto, ocurrido en marzo de 2017.

El episodio ocurrió en la tarde del 28 de agosto cuando dos hombres protagonizaron una discusión y uno de ellos disparó reiteradas veces contra el otro, quien intentó refugiarse en el kiosco de Trabajadores e Independencia. En ese contexto, uno de los disparos ingresó al local donde produjo daños y rozó la cabeza de una mujer que atendía el comercio. A su vez, a causa de la rotura de vidrios una clienta menor de edad resultó con heridas en la vista.