124981

17.12.2018 

El Festival Nacional de Doma y Folclore tuvo un gran cierre en la Sociedad Rural

El clima se asoció a la fiesta el fin de semana y anoche se vivió una espectacular jornada en el predio de la Sociedad Rural, para el cierre de la 16a edición del festival. Fue a puro ritmo de cumbia con el grupo Los Palmeras.

El cierre del 16o Festival Nacional de Doma y Folclore fue como lo esperaban sus organizadores (Ricardo Sosa y el club Ferro Carril Sud), ya que gracias a Dios el clima se asoció a la fiesta olavarriense, una de las mejores de la provincia de Buenos Aires, y entonces la gente colmó el espacio frente al escenario mayor "Horacio Guarany", ya sea en las plateas o en los sectores laterales, y entonces se pudo disfrutar de la buena música.

Temprano había finalizado la jineteada y el representante de Magdalena, Joaquín Otegui, fue el ganador y se llevó así los 80 mil pesos que había en premio para el mejor del certamen de basto con encimera lisa, luego de realizar una excelente monta sobre la yegua La Mariposa, de la tropilla de Carlos Islas (General Madariaga), y enseguida nomás se llevó a cabo el sorteo de los vehículos que era, sin dudas, una de las grandes atracciones de este tradicional festival que tuvo como conductores a Marcelo Manolio, Luis Occhi y el necochense Sergio Melgarejo en la noche de cierre.

Por supuesto, los stands este fin de semana estuvieron a pleno ya que la gente -además de instalarse cerca del escenario, mate y termo en mano, para escuchar y ver a los artistas- también recorrió el predio de la Sociedad Rural para comprar algunas cosas, y también ingresó a los dos pabellones (el Blanco y el Amarillo) donde continuaron funcionando a pleno las peñas: "La Vidriada" y la Oficial, respectivamente, por lo que había folclore en todos lados, respirándose así el espíritu de la tradición en cada rincón del predio.

En el escenario mayor arrancó unos minutos después de las 20 y Héctor Leira fue el que abrió el programa con sus recitados, para continuar Nahuel Pellejero y enseguida Darío Sánchez a puro chamamé, por lo que invitó a un par de parejas para que subieran y mostraran sus dotes con la danza. Después fue el turno de Juan Antonio Márquez, que llegó con su canto desde el Partido de la Costa.

Natalia Mauro vino con su grupo desde San Luis. Esta joven de 25 años (que los cumplió el jueves pasado), estudiante de enfermería y de educación física (aquí sigue los pasos de su padre Marcelo, también entrenador de fútbol) mostró su calidad con una tremenda voz.

Previamente habían subido al escenario los dirigentes ferroviarios Roberto Vidal (presidente) y Maximiliano Gargaglione, junto con Lisardo De la Vega, ya que le entregaron un reconocimiento a la contadora Gisele Crusse, por su aporte desinteresado a la institución".

Por supuesto, también se llevó otra plaqueta el ex jugador ferroviario y actualmente en Lanús, Pedro De la Vega, por su debut en el fútbol profesional (el 16 de septiembre pasado). "Pepo" agradeció dicho reconocimiento y dijo que en ese momento se le vinieron "muchos recuerdos de Olavarría, de Ferro, de todo lo que hice para ir a Buenos Aires, del sacrificio lindo de poder jugar y cumplir ese sueño, que era jugar en primera división. Y ahora lo disfruto" dijo el pibe, que hoy estará en Ezeiza para entrenar con la Sub 20 argentina para el Sudamericano de Chile ("son 33 jugadores y quedarán 23, pero haré fuerza para quedar", dijo).

También subieron al escenario a cantar Martín Barraza, Leonardo Miranda, el grupo tucumano La Zapada (ganador del circuito de peñas 2017), Carlos Ramón Fernández y el cierre con Los Palmeras. Pero se vivieron momentos realmente emotivos este domingo, como cuando en un momento subieron los payadores y dejaron su "frase" de despedida, y allí -con la conducción en ese momento del florense Marcelo Pellejero y el local Rubén Acosta-, Carlos Marchesini (Chivilcoy), Facundo Quiroga (General La Madrid) y Carlos Sferra (Ayacucho) se llevaron todos los aplausos.