124986

17.12.2018 | Información General 

Familiares del interno que falleció a fines de octubre se manifestaron en Ezeiza

Fue en el marco de la movilización en busca de justicia al cumplirse un mes de la muerte de decena de internos alojados en una comisaría de Esteban Echeverría, tras un incendio.

Al cumplirse un mes de la peor masacre en comisarías, el incendio de la 3ª Transradio, los familiares de las víctimas organizaron una marcha, con el multitudinario apoyo de la Red Nacional de Familiares contra la Tortura y otras Violencias Estatales y la Comisión Provincial por la Memoria. Alacabeza, con la bandera de arrastre, Justicia por la Masacre de Esteban Echeverría, Norita Cortiñas, madre de la Plaza y siempre presente.

El incendio ocurrió el 15 de noviembre, en una de las celdas que estaban clausuradas por la Justicia. Pese a la clausura, la comisaría alojaba 27 presos, 12 en la celda incendiada, 10 en la contigua, 4 en buzones de aislamiento y uno en la cocina.

El incendio se desató después de que los policías cortaran la luz de la celda y los presos comenzaran a pelear entre ellos. La lógica indica que, en un espacio de 12 metros cuadrados, para 12 personas, reducido por tres colchones en los que se turnaban para dormir y el resto se quedaba parado, las posibilidades de permanecer reflexivo al cortar la luz deben ser exiguas y hasta sobrehumanas.

Hasta allí llegaron familiares y allegados de Mario Daniel Arce Cabrera, de 41 años, quien falleció a fines de octubre tras sufrir una falla cardíaca cuando estaba alojado en la Unidad Penal Nº 2 de Sierra Chica. Los mismos ya habían presentado una denuncia contra el Servicio Penitenciario Bonaerense.

Días después del fallecimiento, denunciaron el estado de "abandono" en que se encuentran los presos en la localidad serrana, cortaron una avenida y fueron recibidos por fiscales en la sede del Ministerio Público.