125108

19.12.2018 | Información General 

"La generación va a ser muy difícil pero no lo descartamos"

El titular de Coopelectric se refiere a la posibilidad de que los usuarios produzcan su propia energía. "Técnicamente será cada vez más factible pero hoy no es una realidad", dijo Ignacio Aramburu.

"Técnicamente va a ser cada vez más factible pero hoy no es una realidad, los costos son muy altos", advirtió ante EL POPULAR el doctor Ignacio Aramburu, presidente del Consejo de Administración de Coopelectric, en relación con la ley 27.424 de Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada a la Red Eléctrica Pública.

La norma, que acaba de reglamentarse, permitirá que mediante la instalación de equipos de generación distribuida, como paneles solares, los usuarios puedan generar energía eléctrica para el autoconsumo e inyectar los excedentes a la red de distribución, en escala residencial y comercial/industrial.

"Es interesante que se pueda generar energía desde nuestros hogares. Es un concepto bueno", admitió el dirigente cooperativista, en el marco de la reglamentación que se efectivizó en noviembre.

La generación distribuida es el uso de fuentes renovables como la energía del sol o del viento para generar electricidad para el autoconsumo en hogares, edificios, pymes e industrias. Y es un modelo en el mediano o largo plazo permitirá una importante reducción de costos en el consumo de la energía eléctrica.

Además contribuirá a disminuir pérdidas en el sistema eléctrico interconectado, a la reducción de emisiones de dióxido de carbono y a la promoción de la eficiencia energética.

El Presupuesto 2019, recientemente aprobado en el Congreso, destina 800 millones de pesos para la promoción de la generación distribuida que incluye montos para incentivos económicos y créditos fiscales.

El paso clave, ahora, es asegurar la adhesión de las provincias al marco nacional en todo el territorio.

Costos y transporte

"La postura es que técnicamente va a ser cada vez más factible y mientras se haga dentro de los principios cooperativos, que pueda llegar a funcionar. Hoy no es una realidad. Si tengo que comprar un equipo y pagarlo, los costos son muy altos, no me conviene", argumentó Ignacio Aramburu.

No obstante, el referente de la cooperativa reconoció que "es interesante que se pueda generar energía desde nuestros hogares. Es un concepto bueno. Cambia el sentido de circulación de las líneas".

La reglamentación abre la puerta que nuevas resoluciones técnicas y administrativas permitan poner en marcha todos los mecanismos de la ley. Los fondos para esta normativa ya fueron aprobados en el Presupuesto 2019.

El usuario, que puede ser una vivienda, un comercio, un edificio público o una empresa, que inyecta energía a la red se llamará prosumidor, acrónimo de productor y consumidor. Por su parte, la generación se llama distribuida por oposición a la que se genera en las centrales eléctricas y ésa es su principal ventaja: se genera en el mismo lugar donde se consume, con lo que se ahorra todo el gasto de transporte de la electricidad, la infraestructura, su mantenimiento y las pérdidas de energía que se producen en el camino entre la central eléctrica y el enchufe, que son nada menos que de entre el 8 y el 15%.

Y una de las cuestiones clave es quién fijará los precios. "Si el medidor es direccionado de entrada y salida, hay cuestiones técnicas que habrá que ver y ver cómo se va a pagar, ver a qué costo se paga porque la factura nuestra tiene un montón de conceptos y cuando es al revés no se estaría pagando el transporte y la distribución" por lo que esto habilita a plantear que "habría que pagarlo y se supone que el monto no va a ser el mismo", expuso Aramburu, desde Coopelectric.

De todas maneras, y en sintonía con este modelo energético, en la cooperativa "hicimos una experiencia de generación domiciliaria como para tener una demostración práctica de lo que significa y ver los resultado con paneles (solares) en el edificio de Obras Sanitarias" ubicado en Pellegrini y Del Valle para "tener técnicamente valores, una cuestión práctica de lo que significa generación distribuida", indicó el dirigente.

Sin embargo, todo dependerá de la reglamentación, que será para todas las distribuidoras provinciales donde se va a definir. A través de Apeba y Federaciones de Asociaciones, con posibilidad de opinar sobre estos. "Hasta que no bajen los costos, la generación hogareña va a ser muy difícil pero no descartamos. Por hoy pareciera más eficiente la instalación de un parque eólico", aclaró.

Justamente, "en lo eólico hicimos mediciones y estamos haciendo gestiones para que pueda ser una realidad. La inversión no la hacemos nosotros, serán capitales subsidiados estatales o privados".