20.12.2018 ESTILO DE VIDA

La verdadera historia de Papá Noel

La verdadera historia de Papá Noel no es conocida por muchos, que de todas maneras sí están familiarizados con la leyenda que se ha creado en torno a esta figura mundial, que lo ubica en el Polo Norte, como un anciano gordo y simpático de pelo y barba blancos, que regala juguetes a los niños del mundo en la noche de Navidad.

Papá Noel es uno de los muchos nombres con que se lo conoce en todo el mundo, entre ellos Santa Claus, el Viejo Pascuero o San Nicolás. Este es tal vez el más adecuado a la realidad, ya que la historia de Papá Noel comienza con Nicolás de Bari en el siglo IV, que se convirtió al catolicismo y ayudó de forma considerable a aquellos más necesitados.

Se dice que Nicolás de Bari nació en Patara, una ciudad de lo que actualmente hoy es Turquía. Sin embargo, por lo alejado de la época es difícil saber con exactitud su nacionalidad, y también Rusia y en general Oriente Medio se atribuyen este privilegio. Lo cierto es que siendo muy joven perdió a sus padres y se convirtió en el heredero de una gran fortuna. A sus 19 años, Nicolás donó todas sus riquezas a los más necesitados y decidió dedicarse al sacerdocio.

Así fue como se trasladó con su tío hasta Mira, en donde fue declarado obispo. Posteriormente, se convertiría en santo patrono de Turquía, Grecia y Rusia. Desde el siglo VI se empezaron a construir templos en su honor y en 1087, sus restos fueron llevados a Bari, Italia.

Como la muerte de San Nicolás ocurrió el 6 de diciembre del año 345, se lo eligió como el santo ideal para la fecha de Navidad, y comenzaron a surgir mitos y leyendas en las que se lo encontraba repartiendo regalos y golosinas a los niños en los días previos a la celebración.

El aspecto de San Nicolás de Bari era muy distinto al del Papá Noel de nuestros días, ya que era alto y delgado. La imagen superconocida de un Papá Noel arriba de un trineo, sus renos y la bolsa llena de regalos para los niños que se han portado bien, es una invención norteamericana que ha sido desarrollada en varias etapas en los últimos siglos.

En 1823, el escritor Clement Moore publicó el poema "Una visita de San Nicolás", en el que describía a Papá Noel surcando los cielos arriba de un trineo llevado por nueve renos voladores. Hasta ese momento se creía que este repartía los regalos a pie o a caballo.

Por otra parte, en 1931 la empresa Coca Cola encargó al caricaturista Thomas Nast que dibujara un Papá Noel que sería la imagen para su campaña navideña. De esta forma fue como surgió el Papá Noel regordete, de pelo y barba blancos, vestido con un traje rojo y blanco (los colores de la marca), y cinturón y botas negras.

Con el correr del tiempo, la historia de Papá Noel fue modificándose y adjudicándose de nuevos detalles. Así es como lo encontramos hoy, viviendo en el Polo Norte junto a la señora Noel y un grupo de elfos que se encargan de fabricar los juguetes.

También el nombre Santa Claus, con el que Papá Noel es conocido en los Estados Unidos y en gran parte del mundo, se originó a raíz de su nombre en alemán: San Nikolaus.

Milagro

Uno de los milagros más sorprendente de Nicolás de Bari es el de haber resucitado por su intercesión a tres niños que habían caído de un árbol y muerto al instante. Por es motivo también se le representa con tres niños a su lado. A pesar de ser anciano, seguía viajando, evangelizando y entregando juguetes a los niños para recordar a todos que en Navidad recibimos el mejor de los regalos a través de Cristo: la esperanza de la salvación eterna.

Se cuenta además que en una ocasión supo de tres jovencitas que pretendían casarse, pero su padre no podía pagar la dote correspondiente. Al saberlo Nicolás (pretendiendo realizar la caridad sin ser visto), dejó caer por la chimenea unas monedas de oro que coincidentemente cayeron en unas medias de lana que las jóvenes habían dejado secando (por eso se cuelgan las medias tejidas que sirven para que ahí nos deje a nosotros los regalos que el niño Jesús nos manda desde el cielo, y por eso es el mito de que no puede ser visto por los que recibirán el regalo). Así, es conocido como el patrono de las parejas que desean tener un buen matrimonio y como protector de las familias en problemas económicos. En algunos países su imagen aparece con tres monedas de oro en las manos.