125334

25.12.2018 

El volcán Etna entra en erupción en Sicilia

Tiene más de 3.000 metros de altitud y  varias veces al año  arroja lava y cenizas sobre la isla mediterránea. Por el momento, se mantiene en la línea de su patrón de actividad.

El Etna es uno de los volcanes más activos del mundo, situado en la isla de Sicilia (Italia), entró en erupción el lunes por la mañana, después de un centenar de temblores leves y ha escupido toneladas de lava y sedimentos acumulados en la superficie.

Los vulcanólogos esperaban esta erupción, sobre todo después de que el pasado julio el imponente volcán volviera a dar muestras de actividad. El Etna se despertó este lunes con una sacudida en torno a las nueve de la mañana y durante el día sucedieron hasta 130 réplicas, algunas de magnitudes superiores a cuatro en la escala Richter, según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología. El epicentro se localizó a un kilómetro de profundidad de los cráteres del volcán.

El vulcanólogo Marco Neri dijo que se trata de "una situación muy dinámica que está bajo control y estudio para entender la evolución, que hasta el momento no está clara".

El volcán, de más de 3.000 metros de altitud acostumbra a rugir varias veces al año y arroja lava y cenizas sobre la isla mediterránea. A pesar de la espectacularidad del proceso, el estado de erupción del Etna, uno de los más activos del mundo, no tiene nada de particular y por el momento, se mantiene en la línea de su patrón de actividad.

Habitualmente, la lluvia de lava y cenizas no amenaza las zonas residenciales y ni siquiera interfiere en el tráfico aéreo, aunque en esta circunstancia y a causas de vientos desfavorables, la unidad de crisis decidió restringir por precaución el espacio aéreo.

El Etna se encuentra situado en la parte oriental de la isla de Sicilia, entre las provincias de Messina y Catania. Según los últimos estudios, el volcán, además de activo, permanece en movimiento y la ladera sureste se desliza de forma lenta y progresiva hacia el mar, debido al peso del propio monte y en combinación con la acción de las placas en las que se sostiene en el fondo del mar.