125422

27.12.2018 | Información General Al menos 430 muertos

Indonesia: elevan el alerta por la actividad del volcán Anak Krakatau, que provocó el tsunami devastador

Las autoridades de Indonesia decidieron elevar el alerta por la erupción en el volcán Anak Krakatau, que el sábado último provocó un tsunami que ya dejó al menos 430 muertos, 1.495 heridos, 159 desaparecidos y 22.000 evacuados. 

La Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB) indicó que el alerta pasó a nivel 3 en una escala de 4. Además, desviaron vuelos que iban a pasar cerca del volcán y ampliaron el radio de exclusión.

"Está prohibido realizar cualquier actividad en el área de 5 kilómetros desde el cráter de la cima del monte Anak Krakatau", indicó en un comunicado. "Desde el lunes solo encontramos muertos": se apaga la esperanza de hallar sobrevivientes tras el tsunami en Indonesia

"Recen por nosotros para que todo salga bien", dijo Sukma, un agente de seguridad en Mutiara Carita Cottages, cuyos edificios fueron totalmente devastados.

El volcán, que entró en la actual fase de erupción el pasado julio, sigue registrando "sin pausa" erupciones de tipo estrombolianas, con el vertido de lava y la emisión de rocas incandescentes y columnas de humo que cubren de ceniza varias zonas del litoral del estrecho.


Según el funcionario Sutopo, el volcán registró una erupción de pequeña magnitud el 22 de diciembre pero imágenes satelitales muestran que hubo un derrumbe de su vertiente sudoeste y al caer al mar originó el tsunami que golpeó la costa oeste de la isla de Java y del sur de la isla de Sumatra.

El miércoles por la noche las autoridades indonesias advirtieron que el viento arrastraba cenizas hasta localidades de la isla de Java y pidieron que los habitantes usaran lentes y barbijos.

El desastre también obligó a refugiar en centros de evacuación a cerca de 22.000 personas, en gran parte debido a que las autoridades han ordenado la evacuación completa de pequeñas islas del estrecho.


A estos se suman 1.818 vecinos de 2 aldeas del noroeste de la regencia de Banten, la parte de Java afectada por el tsunami, que fueron evacuadas debido a las inundaciones.

Sutopo atribuyó la avenida de agua al desborde del río Cikalumpang, provocado por las intensas lluvias que caen en la zona y que dificultan las tareas de rescate y asistencia de los afectados.

Esta es la tercera catástrofe en el archipiélago en los últimos 6 meses, tras una serie de sismos en la isla de Lombok en julio y agosto, y un tsunami en Palu, en la isla de Célebes, que causó 2.200 muertos y miles de desaparecidos en septiembre.

El 26 de diciembre de 2004 un tsunami por un sismo submarino de magnitud 9,3 frente a las costas de Sumatra provocó la muerte de 220.000 personas de varios países del océano Índico; 168.000 de ellas en Indonesia.

El país se asienta sobre el "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida cada año por unos 7.000 temblores, la mayoría moderados.

Fuentes: EFE, DPA, AFP, Reuters