125423

27.12.2018 ESTILO DE VIDA

De aquí y de allá

Cómo se sigue después del Año Nuevo en el mundo.

Carnaval en Ciudad del Cabo

Un día después de Año Nuevo, las calles de Ciudad del Cabo se visten de arcoiris para pasear su Tweede Nuwe-Jaar. Literalmente, el nombre que recibe este carnaval tiene que ver con el momento en el que se celebra, puesto que significa "Segundo Año Nuevo".

Cientos de personas salen a disfrutar de la música, el colorido y las comparsas que transitan por las avenidas. Bailes, disfraces, comida típica... diversión asegurada en esta original celebración de fin de año que ya se ha convertido en tradición. La cita imperdible es el 2 de enero.

Ahuyentar a los malos espíritus

Los alemanes despiden el año viejo brindando en honor a San Silvestre, y reciben el año nuevo con petardos y fuegos artificiales que pretenden ahuyentar a los malos espíritus. Cuenta la tradición que es costumbre dejar en el plato, hasta después de la medianoche, algunos restos de lo que se haya cenado, como una forma de asegurarse una despensa bien surtida durante el año siguiente.

El Solnal coreano

Tradicionalmente, los coreanos celebran el Solnal, el primer día de la primera luna del nuevo año. Cuenta la leyenda que quien se quede dormido la última noche del año amanecerá con las cejas blancas al día siguiente; así que esa noche todos permanecen despiertos y encienden las luces en cada habitación. Al día siguiente se dedican a combatir los malos espíritus: limpian la casa a fondo y queman ramas de bambú porque creen que su ruido al crepitar les asusta.

Feliz Ano Novo

El Año Nuevo brasileño guarda una estrecha relación con el mar. La gente acude a las playas a ver los fuegos artificiales; algunos visten de blanco o saltan por encima de siete olas porque creen que eso les dará suerte, y también lanzan flores al agua mientras piden un deseo. En Copacabana, las filhas do santo (sacerdotisas africanas) encienden velas y echan al mar barquitos cargados de regalos y flores. Que el mar se los lleve es un presagio de buena fortuna para el año que empieza.

La esencia es la luz

El Diwali, o Festival de la Luz, indica el comienzo del nuevo año en la India. Tiene lugar entre octubre y noviembre y dura cinco días. Aunque cada región lo celebra a su manera, en todas partes la luz juega un papel esencial: infinidad de lamparitas de aceite decoran casas, templos y jardines, simbolizando la victoria del bien sobre el mal y mostrando el agradecimiento de la gente por todo lo bueno que hay en sus vidas. Los fuegos artificiales y los petardos también son habituales en esta celebración.

En esta fecha es común que se limpien y pinten las casas con especial atención, para recibir el año nuevo. También lo es celebrar cada día con ricas comidas compuestas por sabrosos platos y hacer ofrendas de frutas, arroz con leche y flores, a las personas cercanas y parientes. Además cada integrante de la familia ordena sus cuentas, paga sus deudas y se reconcilia con sus enemigos o con las personas con las que han tenido conflictos.