125532

30.12.2018 | Información General Ahora 3, 6, 12 y 18 cuotas

Estrategias frente a la baja del consumo: tarjetas en alta

En algunos casos, un producto en 12 cuotas puede salir un 30% más. Sin embargo, sobre todo en compras de grandes montos, la gente sigue optando por esta opción. Mientras que el costo de financiamiento bajo estos programas se incrementaron, el Gobierno prorrogó los planes que dejaron de ser en cuotas sin interés hace ya largo tiempo. Con un consumo en baja, comerciantes locales analizan la situación.

Desde el lunes y hasta el 30 de abril, los planes de pago en cuotas fijas Ahora 3, Ahora 6, Ahora 12 y Ahora 18 continuarán vigentes por decisión del Gobierno con la intención de fomentar el consumo y la producción nacional de bienes y servicios.

Con una caída del consumo cada vez más notable, los planes con tarjeta siguen siendo opción, a pesar de los intereses. En esto coincidieron comerciantes locales de distintos rubros que fueron consultados por EL POPULAR.

En algunos casos, un producto en 12 cuotas puede salir un 30% más. Sin embargo, sobre todo en compras de grandes montos, la gente sigue optando por esta opción. Mientras que el costo de financiamiento bajo estos programas se incrementaron, el Gobierno prorrogó los planes que dejaron de ser en cuotas sin interés hace ya largo tiempo.

"La gente opta por el pago con el programa en cuotas. No se da masivamente, pero sigue teniendo un poco de conveniencia todavía", contó el propietario del negocio de tecnología A Full PC. Y aclaró que "nosotros no tememos ni el Ahora 3 ni el Ahora 6, y el Ahora 12 en algunos productos, no todos".

En este último caso, el interés que termina pagando el consumidor es de entre un 30 y un 40 por ciento más. "Lamentablemente es así, y en el caso de nuestro rubro, la gente termina comprando en países limítrofes, a veces incluso a la mitad de precio".

En este contexto, "a nosotros la situación económica nos afectó muchísimo. Creo que se da en todos los rubros, pero se nota la recesión". Con 13 años en su comercio, el propietario de A Full PC contó que "nunca viví una crisis de esta como comerciante".

Impulso

Sobre el segundo semestre del año, el presidente de la Cámara Empresaria, Mario Antista, contaba a este Diario que ya se notaba que el comercio minorista iba "en baja" y adjudicaba esa situación "a la retracción del consumo".

En cuanto a los programas en 3, 6, 12 y 18 cuotas, decía que "son buenos, pero no solucionan el problema". El sector comercial de nuestra ciudad, igual que en todo el país ha tenido que enfrentar este año tarifas que se han incrementado enormemente, pago de alquileres también con aumento, salarios e impuestos, contra un consumo que va en decaída.

En este contexto, "vamos rebuscándonos" habían dicho distintos comerciantes consultados por este Diario. Locales desocupados, liquidaciones por cierre o por cambio de firma y promociones que intentan incrementar aunque sea un poco más las ventas. En líneas generales, este es el panorama que vive hoy el comercio local.

Por otra parte, para reactivar el consumo el Gobierno nacional prorrogó el Programa en 3, 6, 12 y 18 cuotas "que son buenos programas, pero que no solucionan el problema y tampoco son para lo que es el consumo diario que es lo que más se está resintiendo", objetaba Mario Antista.

El sector de electrodomésticos también sufre la caída del consumo, aunque llegó un poco de alivio este último mes, haciendo mover las ventas la demanda de aires acondicionados.

Desde Garbarino, Braian dijo a este Diario que "en diciembre se activaron las ventas también porque se realizaron convenios con el Banco Nación, con una promoción que ofrece pagar en 6 cuotas sin interés; y con el Banco Provincia en 6 y en 12 cuotas sin interés en productos seleccionados. Esto dio algo de impulso a las ventas. Y más si sumamos los días de calor con la demanda de aires".

En cuanto a los Programas que impulsó en su momento el gobierno de Cristina Kirchner y que retomó la actual gestión (aunque ya con interes en las cuotas), dijo que "la gente sigue buscando pagar por este medio".

Explicó, además, que "aunque tengan intereses, siempre representan la mitad de los intereses que tendría la tarjeta por fuera de estos Programas".

A modo de ejemplo, un celular en 12 cuotas puede costar un 30% más con Ahora 12, pero en 12 cuotas convencionales significaría un 60% más.

"No rinde"

En indumentaria el panorama no es demasiado diferente. Carla, desde "Mujer Activa", contó a este Diario que El programa en cuotas con tarjeta ya no rinde de la misma manera. "Antes era súper beneficioso, tanto para el cliente como para el comercio. Pero después empezó a incrementarse el costo de financiación para el comerciante y las cuotas pasaron a tener interés por la inflación, entonces en muchos casos dejó de ser una opción tan interesante".

En este marco, expuso que "cuando hacés una venta con tarjeta de crédito es como que tener un socio: vas mitad y mitad con el banco. Hoy todo el mundo se maneja con tarjeta, y el comerciante va a medias. Tenés un 15 ó 20% de costo, más los descuentos que te hace el banco. Y lamentablemente tenés que terminar aplicando aunque sea una parte de esos gastos, al producto".

Distintos estudios señalan que las ventas con Ahora 12 bajaron a lo largo de este año debido al incremento del costo financiero. Antes había una suerte de boom del consumo en cuotas, pero ahora el costo financiero subió de tal medida que dejó de ser un negocio. El Ahora 3, por ejemplo, tiene un costo financiero del 61%. En el caso del Ahora 6, el costo financiero es del 66%. Con Ahora 12, el costo financiero es del 71% y Ahora 18 del 73,5%. Los comercios pueden elegir si trasladan esa carga a los consumidores o la absorben, en todo o en parte. Además, el dinero que se cobraba antes dentro de las 48 horas ahora tiene un plazo de 10 días hábiles.

Las ventas en cuotas, según distintos estudios realizados, disminuyeron un 10%. Donde se nota más la merma del consumo es en las cuotas que van de 13 a 24, que bajó un 61%; seguido por más de 24 cuotas, un 41%. En tanto que de 4 a 6 cuotas hubo una disminución del 31% y de 7 a 12 cuotas, del 29%.

En baja

"Este año no fue para nada fácil, todo lo contrario", sintetizó el propietario de A Full PC, quien además vislumbra un panorama sin mejoras para el 2019.

En sintonía con la caída del consumo que se ha venido registrando durante los últimos meses, diciembre no fue la excepción. "Las ventas navideñas estuvieron flojas realmente", apuntó el comerciante olavarriense.

Y contó que "desde agosto del año pasado ya se viene notando una merma en el consumo. Lo que sucede es que ha bajado mucho el poder adquisitivo de la gente y eso hace que destinen el ingreso a cosas que son de prioridad, relegando otras a las que podía acceder hace algunos años".

Un ticket promedio para estas Fiestas, rondo los 450 o 500 pesos, "no más", apuntó. Y la mayoría de las compras se realizaron con tarjeta de crédito.

Desde Garbarino, por su parte, también calificaron el 2018 como un año "muy duro". Es que "la gente cuida el mango, averigua presupuestos, piensa y analiza, y después recién decide. Y por ahí lo que ha sucedido es que en todo ese proceso, ese producto aumentó entonces cuando lo quiere comprar ya figura en otro valor".

El gerente del local de venta de electrodomésticos recordó que "el día en que el dólar se disparó a $40 fue un caos. La corrida bancaria afectó a todos realmente".

En Mujer Activa también nota una merma en el consumo, que este año se trasladó a las ventas navideñas. "Nosotras tratamos de cuidar el detalle. Vemos que la gente antes compraba lo que le gustaba, pero ahora buscan el precio, la oferta. Entonces tratamos de mantenernos que un montón de promociones. La cosa está medio parada y lo que hace que se mueva son las ofertas que ofrecemos de un 20% de descuento con pago en efectivo por ejemplo o comprando dos prendas te podés llevar la tercera con descuento y así... tratamos de dar opciones porque el año fue realmente complicado".