125569

31.12.2018 | Información General 

Consejos para armar la mesa de fin de año

Fernanda Badía, especialista en ceremonial y protocolo de @recibirencasa explicó de qué modo se puede organizar una mesa de fin de año con lo que hay en casa. Enfatizó que lo importante es que los invitados se sientan a gusto para pasar una noche donde se sientan especiales.

El viernes en Mejor de Mañana, Claudia Bilbao y Diego Javier Rojas se ocuparon del armado de la mesa de fin de año. En los estudios de 98 Pop desplegaron los utensillos y la vajilla y Fernanda Badía, encargada de ceremonial y protocolo, los fue guiando telefónicamente.

La especialista remarcó que es bueno "tomarse un tiempo para armar la mesa porque no es solo poner un mantel y platos arriba, es mucho más que eso". Con los detalles, "la gente siente que los estuvimos esperando y que pensamos en ellos". Pero, lejos de lo que uno cree, no se trata de que todo sea lujoso ni nuevo sino que se puede usar lo que uno tiene en su casa. Y precisamente, de eso trata el ceremonial, "es logística y lógica, simplemente hay que pensar de qué modo es más cómodo", enfatizó Fernanda. 

La distribución

En la mesa es bueno "marcar ubicaciones", el anfitrión puede organizar dónde va sentada la gente y tiene el poder de que no se sienten todos en el mismo lugar que siempre, "podemos proponerles dónde sentarse, podemos hacer cartelitos o bolitas del árbol con nombre de cada persona o dejarles mensajes debajo del plato".

Respecto de las copas, la más grande es la que primero se coloca que es de agua, después se pone la de vino tinto y la de vino blanco que es la más pequeña porque el vino blanco se toma frío, entonces hay que servir varias veces, "es lógica", comentó la especialista y detrás de ellas va la de champagne. Todas las copas van formando un triángulo a excepción de la de champagne que va detrás.

Respecto de los utensillos dijo que "la cuchara de postre va delante del plato con el mango hacia la derecha con el tenedor con el mago hacia la izquierda". Y si bien visten la mesa, no hace falta poner todos los cubiertos si no se van a utilizar pero sí se deben organizar al lado del plato en sentido que se van usando. Aunque, siempre depende del menú porque si se come hamburguesa o empanadas, "se usan las manos".

Si se conserva vajilla de abuelos, hay que usarla, "nos merecemos comer en lindos platos. La vajilla de esa calidad no se rompe, es lindo todos los días colocar una linda mesa".

Las bebidas y la comida pueden ir en una mesa auxiliar, porque da sensación de comodidad y formalidad, ya que las botellas no permiten buena comunicación, mojan el mantel, y salen en las fotos".

Las servilletas si son de tela, quedan muy bien pero hay muchas de papel con buena textura. Se pueden decorar combinadas con un mantel blanco y jugar con los colores.

En cuanto a las velas, remarcó que solamente se usan de noche y encendidas, sin aroma. 

Las blondas y lentejuelas también contribuyen a la imagen de la mesa y dan un toque distintivo.