03.01.2019 ESTILO DE VIDA

La princesa de los lunares

Los lunares y el arte son todo uno. Basta con echar un vistazo a las pasarelas de moda, el cine o el mundo de la música para darse cuenta de que los lunares son un elemento bien integrado, apreciado y arraigado en todos los rincones del mundo.

Pero no todo queda ahí, si nos adentramos en otro tipo de disciplinas artísticas menos populares, más sensitivas, extravagantes y limitados por su carácter transgresor a un público mucho más reducido, también podemos encontrar a los lunares muy presentes y con gran influencia.

Como muestra de ello, basta la artista japonesa Yayoi Kusama, también conocida como "la princesa de los lunares" . El nombre se lo debe a su casi enfermiza relación con los lunares, que por otro lado, la han catapultado a lo largo de los años hasta la posición de artista consagrada y reconocida que ostenta.

Siempre estampada de lunares, Kusama nació el 22 de marzo de 1929 en la ciudad japonesa de Matsumoto. Siendo una reconocida artista y escritora japonesa, hablar de Kusama supone hablar de lunares o Polka Dots, entre otras muchas cosas...

A lo largo de su carrera, ha trabajado con una gran variedad de medios incluyendo: pintura, collage, escultura, arte performance e instalaciones, la mayoría dentro del estilo artístico de la psicodelia, la repetición y los patrones. Kusama es una precursora de los movimientos del arte pop, minimalismo y arte feminista siendo además una gran influencia para sus contemporáneos, Andy Warhol y Claes Oldenburg.

A pesar de haber sido olvidada a principios de los 70 cuando abandonó la escena del arte neoyorquino, es reconocida actualmente como una de las artistas más importantes que haya salido de Japón y una voz muy importante del vanguardismo internacional.

El trabajo de Kusama está basado en el arte conceptual y muestra algunos atributos del feminismo, minimalismo, surrealismo, arte marginal, arte pop, y expresionismo abstracto, además de estar fusionado con contenido autobiográfico, psicológico y sexual.

Entre sus obras publicadas se encuentran también novelas y poesía, y ha creado trabajos notables en filmes y diseño de moda. Grandes referentes del arte como el Museo de Arte Moderno de Nueva York, el Museo Whitney de Arte Estadounidense y el Tate Modern han expuesto retrospectivas de Kusama de gran tamaño e importancia. La artista también trajo su obra a Buenos Aires, al menos en dos oportunidades.