03.01.2019 ESTILO DE VIDA

La historia de las ropas a rayas

En la Edad Media vestirse de rayas podía significar que quien las portaba era la escoria de la sociedad.

Lo asegura el libro "Las vestiduras del Diablo" de Michel Pastoreau, que subraya además que sólo los indeseables como las prostitutas, traidores, verdugos, criminales, bastardos inclusive malabaristas y payasos eran los que vestían atuendos de rayas. Inclusive había una ley que obligaba a diferentes personas como los leprosos y herejes a vestir de rayas para ser identificados dentro de la sociedad.

Se decía que en la cultura medieval las rayas se asociaban con la variación, la versatilidad que estaba mal vista o desaprobada en esa época, con el cambio del tiempo la sociedad ha visto que la versatilidad es buena y cambia todo el contexto.

No fue sino hasta la Revolución Francesa que las rayas se empezaron a considerar símbolo de libertad gracias a los norteamericanos quienes cambiaron la perspectiva europea, sin embargo todavía hasta principios del siglo XX las rayas eran el uniforme de los delincuentes presos en las cárceles.

Lo cierto es que hoy, rayas, rayitas y rayotas están en todos los lugares. En los códigos de barras, en los cruceros peatonales, en las zebras, y claro, ¡en las ropas! Las ropas rayadas gobiernan la moda desde hace aproximadamente 150 años cuando dejaron de ser ofensivas para tornarse aristocráticas.

Francia, que siempre aparece en la historia de la moda, no podría haberse quedado afuera cuando hablamos sobre ropas rayadas. Fueron los marineros franceses, que en mediados del siglo XIX, vestían una camisa azul y blanca con rayas que simbolizaban las victorias de Napoleón.

Aún en Francia, Chanel, inspirada por los marineros y sus camisas a rayas, lanzó una colección náutica, que usaba y abusaba de las rayas. Esa colección fue vendida en su tienda, por el año 1917 y cayó muy bien en un momento en que los europeos empezaban a descubrir los placeres del baño de mar, incluso por recomendación médica.

De allí en adelante, las ropas a rayas no se detuvieron, especialmente la camisa. Pablo Picasso y Andy Warhol la transformaron en su identidad, y Marilyn Monroe, Brigitte Bardot y Audrey Hepburn estuvieron deslumbrantes en sus rayas. En la música, Mick Jagger y Kurt Cobain también utilizaron mucho la camisa a rayas.

En el cine, Marlon Brando estrelló la camisa a rayas en la película The Wild One, donde hacía de un individuo peligroso - las rayas, a pesar de ya aceptadas por la sociedad, siempre conservan algo de rebeldía, recordando sus épocas prohibidas.