125944

11.01 | Información General 

Conflicto laboral expone falta de cobertura a afiliados de Uocra

Debido a despidos en una contratista que realiza trabajos en L'Amalí. El sindicato cuenta on un interventor tras haber desvinculado a Roberto D'Amico por causas judiciales. El actual interventor aún no se habría presentado en el Ministerio de Trabajo.

El despido de trabajadores de una empresa contratista que participa en la construcción de la ampliación de la planta L'Amalí dejó expuesta la falta de cobertura asignada a los afiliados de la Unión Obrera de la Construcción Argentina (Uocra) en la ciudad.

Esta situación se prolongaría luego de que trascendieran supuestos ilícitos protagonizados por referentes del sindicato en nuestro medio, lo cual habría llevado a la cúpula en el orden nacional a intervenir la seccional local, hasta ese momento en manos de Roberto D'Amico, y en su lugar se habría designado a Roberto Barrionuevo, según consta en el sitio web de la Uocra.

El actual interventor, de quien no trascendió oficialmente desde cuándo se desempeña en el cargo, no habría cumplimentado el requisito formal de presentarse en forma oficial ante las autoridades de la delegación regional del Ministerio de Trabajo provincial, esa omisión significa ni más ni menos que dejar "sin cobertura" a los trabajadores del sector en Olavarría.

El caso cobró trascendencia el jueves, cuando uno de los presuntos trabajadores despedidos por la empresa José Cartellone Construcciones Civiles, que opera para la ampliación de la planta L'Amalí, se comunicó con EL POPULAR para exponer los hechos.

El operario, que optó por no dar a conocer su identidad, afirmó que en la empresa "hay muchos despedidos", a razón de "un par por día" y el recorte de personal habría comenzado en diciembre. En ese contexto, relató que los trabajadores habrían sido afiliados en forma compulsiva a la Uocra, desde donde por estos días se harían oídos sordos a los requerimientos de los cesanteados, quienes corroboraron que se halla en funciones "un interventor de Buenos Aires".

Exigencias y preocupación

Ante la ausencia del gremio, los despedidos recurrieron "al Ministerio de Trabajo" y allí habrían sido recibidos por Javier Orsi, delegado regional de la cartera laboral, quien "por sorteo les dispuso un abogado, Héctor Francisco Cañizo".

Según explicó el supuesto cesanteado, los pagos eran realizados "por quincena" y aparentemente referentes de la empresa Cartellone les habrían señalado que los despidos se produjeron "porque no cumplían el horario". El trabajador destacó que trabajaba "de lunes a sábado al mediodía pero nos exigían trabajar de lunes a lunes de 7 a 19, sin descanso y a media mañana no nos dejaban tomar nada". El operario expresó su preocupación porque todavía no le habrían liquidado el "sueldo", y precisó que se trata de "mi único ingreso".

Cabe recordar que en diciembre de 2017, la empresa Loma Negra anticipó una inversión de 350 millones de dólares para la construcción de una nueva línea de producción de cemento de última generación en su planta de Olavarría. Dicha inversión permitirá aumentar en una 40 por ciento la capacidad de producción de la compañía, con un volumen de 2,7 millones de toneladas de cemento al año a partir de 2020.

Sin embargo, fuentes ligadas a la empresa Cartellone remarcaron ayer que finalizó una etapa de la obra y "ahora comienza el montaje". De esa manera, deslizaron que "cada vez tiene menos tareas la empresa" y por esa razón "es posible que empiece a despedir gente".

Cartellone fue descripto como "un holding de empresas dedicado a las construcciones civiles y montaje, tenía dos años de contrato y en 2018 se lo extendieron por uno más", aseveraron. Pero a la vez brindaron otra mirada sobre el potencial conflicto al señalar que "no sé si despiden a la gente, a medida que tiene menos trabajo la empresa va reduciendo el personal".

Reducción de personal

De esa manera, consideraron que "seguramente han reducido el personal". Además dieron a conocer la modalidad de los contratos, que "son trabajos por hora, no son trabajos mensualizados y cuando no te necesitan más, te despiden". En consecuencia, "no son empleados, no les pagan indemnización, pero tienen un fondo de desempleo".

Los voceros remarcaron que en L'Amalí "ya se hizo la construcción civil y ahora Cartellone hizo una UTE (Unión Transitoria de Empresas) con los chinos y hace montaje: se unen Sinoma con Cartellone". Con esa denominación "se unen empresas para hacer un trabajo en común y cuando lo terminan se separan".

Desde el estudio jurídico local apuntado confirmaron que dos de los ex empleados se presentaron el miércoles último por la mañana, como fue convenido en el Ministerio de Trabajo, munidos con sendas cartas documento que probarían su desafectación de la empresa. Asimismo, referentes sindicales locales aseguraron tener constancia de despidos eventuales en Cartellone "pero ligados a la renovación de personal".

Por último, fuentes de la delegación regional del Ministerio de Trabajo confirmaron que "el interventor de la Uocra nunca se presentó". Esta falta de cobertura por parte del sindicato originó el previsible enojo de los trabajadores y al no sentirse respaldados por el sindicato se los derivó a Ajutra (Asistencia Jurídica al Trabajador).

Pese a constatar la existencia de "algunas desvinculaciones", a la vez se refirieron a "una rotación bastante grande por parte de Cartellone". Para brindar una respuesta adecuada a la situación, "los derivamos a través de Ajutra, un asesoramiento gratuito a través del Ministerio de abogados que están inscriptos en el listado". Se trata de "asesoramiento jurídico gratuito para los trabajadores que se terceriza mediante este sistema".