126106

15.01 | Información General Barrio Matadero

"Hay nenes que a la noche no tienen para comer"

Lo dijo Romina Domínguez, presidenta de la Junta Vecinal del barrio Matadero. Solicitaron una reunión con el Municipio para "trabajar distinto" y que los funcionarios se acerquen al barrio para que conozcan los casos puntuales en busca de asistencia.

Juntan pallets dispuestos a armar bancos junto a las mamás del barrio para el merendero que abrirán el 25 de enero y se llamará "El ángel de la bicicleta", en homenaje a Claudio "Pocho" Lepratti, el militante social asesinado en medio de la represión santafesina, durante la crisis de 2001. Es que, "hay nenes que a la noche no tienen para comer", argumentó Romina Domínguez, presidenta de la Junta Vecinal del barrio Matadero, y expuso las realidades que duelen.

La agrupación se constituyó hace dos meses pero tanto ella como los demás integrantes de la comisión llevan "años trabajando en el barrio" y por las necesidades de la gente.

"Antes lo hacíamos como vecinos, con tareas solidarias; ahora estamos organizados como junta vecinal pero siempre estuvimos trabajando en el barrio, ayudando a la gente" sin ser parte de ninguna agrupación, indicó la flamante fomentista, en diálogo con "Mejor de Mañana", que se emite por 98POP.

¿Cómo se decidieron a accionar institucionalmente? "Cuando el presidente de la junta vecinal, Franco Mansilla, dijo que no quería seguir más por cuestiones personales, nos pusimos de acuerdo para armar lista y empezamos de a poco", comentó la mujer.

Dos merenderos

Llevan dos meses de trabajo territorial en busca de definir cuáles son las principales necesidades y a partir de eso, iniciar gestiones en busca de soluciones. La primera decisión fue "abrir el merenderero ´Todos juntos´, hace un mes, en la casa de Verónica", indicó Romina Domínguez.


Pero van por más y el 25 de enero pondrán en marcha otro merendero en España y calle 132, en la casa de la presidenta de la entidad fomentista y "es por la necesidad que estamos pasando, por lo menos que la gente venga a tomar la leche y ayudamos. Por eso se están abriendo tantos merenderos, es que no hay clases y se pone difícil" cuando el servicio alimentario de las escuelas se ve acotado.

El primer merendero funciona jueves y sábados, de 17 a 19 y "estamos viendo si podemos agregar más días, según las donaciones que nos van llegando", indicó la dirigente. Mientras tanto, ya están abocados al próximo merendero, que se llamará "El ángel de la bicicleta", en homenaje a Claudio "Pocho" Lepratti.

"Pedimos que nos donen pallets porque con un grupo de mamás estamos haciendo bancos con pallets y estamos invitando a todos para que se sumen"

El aporte de la comunidad es clave ya que reciben leche, cacao y azúcar pero también les direccionan colaboraciones desde la Mesa de Emergencia Social y Alimentaria: "nos ayudan desde ahí, estoy participando y decidí abrir el merendero porque en mi barrio hay mucha necesidad. Sé que hay nenes que a la noche no tienen para comer", explicó con angustia.

De hecho, "con la tarjeta social o la bolsa alimentos no llegan ni a la semana y siempre hay gente que viene a pedir mercadería, Hacemos colectas y siempre ayudan los vecinos. Hay gente que tienen otros merenderos como en el barrio Provincias Unidas, que tienen guardada (mercadería) y me dan a mi para poder abrir éste en el barrio", destacó.

La mujer hace años que recorre el barrio y conoce su problemática. "Gracias a Dios, la gente me conoce. Vienen, dicen qué necesitan, colchones o ropa" y se intenta resolver en función de los aportes solidarios que realiza la comunidad.

En esa línea, destacó el acompañamiento de la Federación de Sociedades de Fomento y Juntas Vecinales porque "siempre están en el barrio y nos ayudan. Cuando hay alguna problemática nos ayudan, me están dando una mano grande para poder salir adelante en el barrio. Nunca estuve en una junta vecinal y si no fuera por ellos no sabría adonde ir".

Con el Municipio

Justamente por eso, y ahora que se constituyeron como agrupación vecinal, es que "estamos tratando de trabajar distinto con el Municipio o la asistente social, para que vengan y vean los casos puntuales. Nosotros representamos a los barrios Matadero, Cuarteles y CORPI. No hay otra junta vecinal acá. Y nos queremos reunir (con los funcionarios) para que vean la necesidad de la gente, para que vean que no es mentira. Que vengan a recorrer el barrio y conozcan a las familias que estamos ayudando, con necesidades de mercadería".

Desde el Ejecutivo municipal "quedaron en que sí, que se iba a hacer una reunión y que iban a venir. Los voy a estar esperando y voy a acompañar a la asistente social, y si tengo que caminar todo el barrio lo haré como siempre lo hice y lo voy a seguir haciendo. Si están dispuestos a trabajar con nosotros no tengo problema en sumarme", aclaró.

Más detalles y la nota completa acá . Entre otras cosas, "Más hambre que inseguridad".