126124

16.01 | Información General 

Baldíos, malezas, tránsito y animales sueltos lideran el listado de los reclamos

La directora de Gobierno Abierto y Vinculación Ciudadana destacó los alcances de la plataforma de denuncias en diálogo con El Popular. Desde el Municipio capitalizan los reclamos porque son una herramienta de gestión.

"Al ciudadano lo concebimos como un inspector ad honorem que tenemos en la calle" en el marco de una plataforma que se considera como "herramienta de participación ciudadana porque la gente que reporta lo que pasa es como si fuera los ojos del Municipio", planteó Estefanía Disalvo, directora de Gobierno Abierto y Vinculación Ciudadana, en diálogo con EL POPULAR.

La funcionaria destacó el Sistema de Reportes Ciudadanos Olavarría que se puso en marcha en abril de 2017 y desde entonces registra 5 mil reclamos. Ingresa un promedio de 239 quejas por mes y el ranking está encabezado por los terrenos baldíos, seguido por tránsito, servicio de barrido, animales sueltos en la vía pública y control de plagas asociado con las malezas (de los baldíos). Casi el 60% hizo su planteo por la vía telefónica. Los que más utilizan este sistema son usuarios que tienen entre 40 y 50 años.


De esos 5 mil reclamos, el 63,42% está finalizado y el 21,91% sigue en proceso, es decir, que se encuentran derivados al área encargada de dar una respuesta o bien en vías de resolución.

El 14,67% de los reportes fueron cancelados y en ese porcentaje se encuentran aquellos que por diferentes motivos, ya sea porque no son de competencia municipal o porque no está la información completa, entre otras causas, no corresponden a la plataforma.

Esta plataforma pertenece a la Subsecretaría de Modernización, Planificación y Transparencia, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Económico y el objetivo es "apuntar a que la herramienta está instalada y se hace uso por parte de la ciudadanía y nos parece importante el hecho de que puertas adentro hemos mejorado el nivel de respuesta", destacó Disalvo.

De hecho, "ha pasado con otros sistemas de gestión que, por más que haya un buen canal de comunicación, si no das respuesta puertas adentro se vuelve una rueda de la que no podes salir, como pasaba con el SIRO", dijo, comparando el actual sistema con el modelo implementado durante el eseverrismo.

La nota completa en la edición impresa de diario El Popular