126192

18.01 | Información General 

"En Israel nadie duda de que Nisman fue asesinado, no se habla de otra posibilidad"

Es lo que dijo el titular de la AMIA, Agustín Zbar en el acto homenaje a cuatro años de la muerte del fiscal. El mismo tuvo lugar en el Bosque Ben Shemen, ubicado entre Tel Aviv y Jerusalén.

Con la presencia de autoridades del gobierno de Israel y una importante delegación argentina se realizó esta mañana en ese país un acto en homenaje al fiscal Alberto Nisman, de cuya muerte se cumplen este viernes cuatro años.

"Fue un acto muy emotivo que quiso marcar la colaboración y amistad de Israel con la Argentina y la preocupación internacional por la muerte del fiscal. En Israel nadie duda de que Nisman fue asesinado, no se habla de otra posibilidad", dijo el titular de la AMIA, Agustín Zbar, en diálogo con Télam desde Israel.

El acto se desarrolló esta mañana en el Bosque Ben Shemen, ubicado entre Tel Aviv y Jerusalén, con la presencia del presidente de la Knesset (Parlamento israelí) Yuli Edelstein; la madre de Nisman, Sara Garfunkel; el titular de la AMIA Agustín Zbar y el de la DAIA, Jorge Knoblovits; y unos
500 argentinos y latinoamericanos que viven en Israel.

Durante el acto se inauguró un monumento y se plantaron árboles en el parque de la Amistad Argentina e Israel -promovido por el Fondo Nacional Judío Keren Kayemet LeIsrael (KKL)-, donde también hay un memorial levantado en honor a las víctimas de los atentados a la AMIA y a la
embajada de Israel en Buenos Aires, así como de los judíos desaparecidos y muertos durante la última dictadura militar argentina.

Zbar, quien fue uno de los oradores, dijo a Télam que a cuatro años de que Nisman apareciera muerto con un balazo en la cabeza en el baño de su departamento de Puerto Madero es "inverosímil pensar la teoría del suicidio, por la evidencia dura forense y porque todos quienes lo conocíamos sabíamos de su energía y ganas de vivir".

"Con su denuncia estaba haciendo un camino ascendente y muy relevante, estaba llegando a la cúspide de su carrera. No hay nada que indique que Nisman estaba pensando en suicidarse", añadió.

En tanto, en su discurso, el titular de la AMIA reclamó que los acusados iraníes de haber participado en el atentado contra la mutual judía "sean juzgados en suelo argentino para que den cuenta de sus actos con las garantías de nuestra Constitución nacional, sin caer en la tentación de
modificar en nada el orden jurídico vigente por mejor intencionados que fueran los impulsos políticos de la hora".

"La causa Amia, y seguramente la causa Nisman, tomarían un giro fundamental si Argentina lograra la captura internacional de las personas llamadas a rendir cuentas por su participación en el atentado de 1994", indicó.

Zbar pidió que el Estado argentino "tome medidas más enérgicas en el plano internacional para lograr que los seis imputados iraníes sean juzgados en el país", y agregó que "tanto la causa AMIA como la muerte de Nisman fueron atentados contra la democracia en la Argentina".

Del acto en Israel también participaron el embajador argentino en ese país, Mariano Caucino; el titular del KKL, Daniel Attar, y el presidente del Seminario Rabínico Latinoamericano, Miguel Toimaher.

En tanto, en Buenos Aires se desarrolla una ceremonia en el Cementerio Judío de La Tablada, organizado por la DAIA; y una concentración en el Obelisco convocada a través de las redes sociales con la consigna "a 4 años del asesinato del fiscal" Nisman.

La madre del fiscal argentino luchó para contener el llanto. Sara Garfunkel mantuvo algunos minutos la compostura y, con la voz rota afirmó sentirse aquí "como en casa", rodeada por el afecto y el reconocimiento de políticos, personalidades y ciudadanos israelíes. "Me hacía falta este homenaje, que de alguna manera me ayuda a seguir viviendo", afirmó la madre de Nisman, quien agradeció tanto al gobierno de Israel como al de Argentina.

(Télam / Infobae)