126296

21.01 | Información General 

La Superluna desde Olavarría

La ciudad también pudo observar la "luna de sangre" al igual que en el resto del continente. Las imágenes de Tomás Pagano desde Sierras Bayas y Claudio Martínez desde la ciudad.

Una Luna más grande de lo habitual y de color rojizo, que popularmente se definió como una "súper Luna de sangre", iluminó el domingo por la noche al continente americano y se vio con claridad en la Argentina, en el primer fenómeno astronómico del año, que continuará con un eclipse de Sol el próximo 2 de julio.

El color rojizo que tomó la Luna es un efecto lumínico que da la atmósfera terrestre cuando la Tierra se interpone entre su satélite natural y el Sol. El fenómeno comenzó a las 23.37 del domingo y finalizó hoy a las 4.48, con su punto máximo de observación desde Argentina a las 2.12.

En distintos puntos del país, cientos de personas se congregaron para ver juntos el eclipse lunar y en la ciudad de Buenos Aires, el punto de concentración fue alrededor del Planetario, que dispuso música en la explanada y telescopios a partir de las 0.30.

Los hashtag #EclipseLunar y  #LunaRoja fueron tendencia toda la madrugada y continuaban esta mañana entre los primeros temas sobre los que publicó la gente en Twitter acompañadas por fotos.
"Estos fenómenos astronómicos se dan constantemente y son producto de los movimientos naturales de los cuerpos celestes, lo que los hace especiales es que algunos pueden observarse desde la Tierra", indicó a Télam la astrofísica Andrea Buccino.

Dentro de estos fenómenos, el 2 de julio de este año habrá un eclipse cuando el Sol quede tapado por el tránsito de la Luna. "Se trata de un hecho que genera mucho espectacularidad visual porque el sol realmente se oculta y baja la temperatura", dijo la astrofísica, quien señaló que ese mismo fenómeno se repetirá el 14 de diciembre de 2020. (Télam)