126725

02.02 | Policiales Fiestas clandestinas en quintas

"Tratamos que no se realicen, pero nosotros sólo tenemos la obligación de notificar"

En Olavarría no se erradicó el problema de la nocturnidad y los jóvenes, después del rechazo de la ordenanza. Las fiestas privadas siguen existiendo, al respecto habló Daniel Borra, subsecretario de Seguridad del municipio, y aseguró que "no hay que dejar de lado a los chicos".

El subsecretario de Seguridad municipal, Daniel Borra, dialogó en el programa radial que se emite por la 98 POP "Mejor de Mañana" y abordó algunas cuestiones sobre la realización de fiestas clandestinas en Olavarría, "tenemos que trabajar en algo acorde y que no este por encima de la ley provincial", expresó. 

En cuanto a la nocturnidad existe la ley provincial Nº 14.050, implementada en 2017, en Olavarría los controles son muy exhaustivos todas las madrugadas pero, además de los boliches bailables y bares, existen fiestas privadas clandestinas de la que participan menores de edad, en donde la seguridad es casi nula y el alcohol depende de cada asistente. 

Este tipo de fiestas se llevan a cabo en lugares alejados a la ciudad y otro de los problemas graves es el traslado de los menores, muchas veces van y vienen caminando sin el consentimiento de los padres. 

Por este tema, Borra comentó que "en Olavarría es una realidad la existencia de fiestas en quintas al igual que en toda la Provincia y supongo que a nivel nacional también". Respecto a la situación de los jóvenes sostuvo que "los tiempos van cambiando, los chicos eligen o buscan otro lugar para la diversión pero tenemos una ley que cumplir". 

Durante el año legislativo local se trató una nueva ordenanza de nocturnidad que no fue aprobada por los concejales, al respecto el Subsecretario de Seguridad aseguró que "hace dos años elevé un proyecto que lo trató el HCD durante todo el año y muy bien porque yo participé en alguna de las reuniones, pero creo que tenemos que seguir trabajando desde ese lugar". 

Las fiestas en quintas se promocionan por redes sociales o por grupos de whatsapp, ante la consulta, Borra explicó que "el Director de Tránsito a través de sus oficinas de Control Urbano tiene una persona encargada, obtenemos la información desde las redes sociales, compramos entradas, vamos a los lugares y ahí se identifican la mayoría de las fiestas privadas". 

"Hemos logrado que no ocurra nada grave, hablamos con los propietarios de las quintas o los organizadores de las fiestas indicando que están en la ilegalidad, desde la presencia de menores, la venta de alcohol, falta de seguridad y los lugares no habilitados", remarcó. 

El pasado fin de semana, cerca de la Virgen de la Loma se realizó un fiesta con decenas de personas, ante la inquietud, Borra confirmó que sólo "se notificó al dueño del lugar, hicimos las actas correspondientes y ya ahora interviene el Juzgado de Faltas municipal". 

"El día antes estuvimos en el lugar y le informamos que la fiesta no se podía realizar. Dispusimos móviles, medidas de seguridad para que no ocurra nada porque hay jóvenes que van y vienen caminando", aseguró. 

En este sentido, Borra subrayó que desde la Subsecretaría de Seguridad se encargan de notificar de manera previa -cuando logran saber donde se van a desarrollar- o durante la misma fiesta. "Anoche (por el jueves) nos comunicamos con el mayor de edad encargado de una fiesta que iba a realizarse por la noche y por suerte se suspendió", confesó. 

Respecto a la suspensión de los eventos explicó que "tratamos de que las fiestas no se hagan pero hay momentos que nos presentamos y hay 400 personas adentro, no podemos entrar a desalojar, ni sacar a los chicos de ahí". 

"La mayoría de las fiestas se realizan en lugares alejados, en quintas, en chacras o en un campo, entonces se pone más difícil el tema del traslado". Por otro lado, contó que hubo una fiesta en Loma Negra, hicieron el acta correspondiente y el dueño hizo desalojar la quinta, pero después del desalojo "tuvimos que acompañar a los chicos por la ruta hasta inmediaciones de sus domicilios para que no sufran ningún accidente". 

Para cerrar brindó una posible solución a uno de los problemas más grandes de Olavarría, "no hay que dejar a los chicos de lado, hay que brindarles una posibilidad, seguir estudiando este tema para que tengan un lugar adecuado".

En lo que va de enero, desde Seguridad informaron que supieron de 5 fiestas clandestinas, pero que durante el 2018 fueron cerca de 60.