126780

04.02 | Información General 

Crimen de Morena: "Quiero poder caminar en la calle y decir que mi hija tuvo justicia"

Ayer se cumplió un mes del homicidio de la adolescente de 15 años. Familiares y amigos marcharon desde el punto donde fue atacada, en Colón y Mendoza, hasta el centro. Fueron acompañados por allegados de otras víctimas.

En la tarde de ayer se realizó la segunda marcha para pedir Justicia por Morena Brendel, la adolescente de 15 años que fue asesinada de un puntazo el 3 de enero en la esquina de Colón y Mendoza. Desde allí salió la movilización que integraban familiares y amigos, y que era encabezada por Natalia Quintero, madre de la víctima. Se trasladaron hasta el Paseo Jesús Mendía, y aseguraron que en un mes volverán a manifestarse.

"Quiero que mi hija tenga justicia", fue el pedido de Natalia. "Yo quiero decir basta a partir de hoy. Basta. Que los jueces se pongan las pilas y pongan realmente a donde tengan que estar a los asesinos", expresó la mujer de 38 años. Junto a su padre, habló con EL POPULAR a pocos metros de donde la encontró gravemente herida en la tarde del 3 de enero. Pasaron pocos minutos desde que Natalia le rogó a la policía a que llevaran a Morena al Hospital Municipal en el móvil policial; a que se confirmara la muerte de la adolescente que fue trasladada en una ambulancia.

Por el crimen de Morena hay detenidas dos personas. Brenda Wagner, de 18 años, acusada de "homicidio simple"; y Emanuel Molinate, de 22 años, imputado por ser cómplice secundario. La primera fue quien, según la justicia, le dio una puñalada en el cuello que le cortó la arteria aorta y le provocó la muerte a la adolescente. Molinate es la persona que la habría trasladado a Wagner hasta la esquina de Colón y Mendoza en motocicleta, y luego la habría ayudado a huir.

Natalia Quintero reclama que, a pesar de que por la muerte de su hija ya hay dos personas detenidas, "queremos que no tengan beneficios, que no salgan mañana, que cumplan las condenas". Específicamente, como en la primera marcha solicitaban la detención de Molinate, ahora se mostró indignada por un beneficio al que habría accedido Wagner, detenida en la Unidad Penal Nº 52 de Azul.

"El viernes fui para interiorizarme de la causa y me encuentro con que la chica tiene 'acercamiento familiar'", esto es, que se le otorgó el beneficio de estar en una prisión cercana al lugar de residencia familiar. "Y a mi hija quién le dio contención, quién le dio una oportunidad. Nadie, ella no se la dio. Entonces por qué yo tengo que darle contención", se preguntó con enojo Natalia. "No, que la saquen de ahí, que se la lleven lejos, que no pueda ver a su hija como yo no puedo verla. Yo a mi hija no puedo verla nunca más, ¿sabes donde la tengo que ir a ver? La tengo que ir ver al cementerio con una placa que dice Morena Brendel, que dice 03-01-2019", expresó con tristeza.