126785

04.02 | Policiales En Virrey del Pino

Detenido por venta de drogas en la causa que tiene olavarrienses implicados

El domingo, un juez de Garantías le dictó la detención al acusado. La causa penal que se está instruyendo había tenido dos primeros aprehendidos en noviembre pasado: el dueño de una marmolería de Sierra Chica y un joven.

Una investigación iniciada meses atrás, cuando sobre la Ruta 51 -en jurisdicción del Partido de Azul- un hombre y un joven habían sido arrestados en momentos que llevaban en una camioneta varias dosis de cocaína, derivó ahora en una localidad del conurbano bonaerense en la aprehensión de un sujeto que es considerado el proveedor de los estupefacientes.

Según voceros de la DDI Azul informaron, efectivos de esa dependencia de seguridad llevaron a cabo la medida cautelar durante el sábado último, tras las realizaciones de dos allanamientos en inmuebles situados en Virrey del Pino, Partido de La Matanza.

El hombre que fue arrestado durante esos procedimientos es un mecánico que fue identificado como Facundo Sergio Pujol.

De 43 años de edad y oriundo de Ezeiza, durante la tarde de este domingo un juez de Garantías le dictó la detención.

Dicha medida cautelar fue dispuesta después de que el sábado fue traído a los Tribunales de Azul para ser indagado y se negó a declarar.

Fuentes judiciales informaron a EL TIEMPO que Pujol está acusado de los delitos de suministro o entrega de estupefacientes a título oneroso en concurso real con tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas al consumidor, en concurso real con tenencia de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal.

Juan José Suárez, el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías número 3 con asiento en los Tribunales de Azul, está interviniendo en esta causa penal que se sustancia a través de la UFI 22, la Unidad Funcional de Instrucción desde donde se tramitan expedientes judiciales relacionados con infracciones a la Ley 23.737 y que en los próximos días quedará a cargo del fiscal Lucas Moyano.

Allanamientos en Virrey del Pino

Tareas investigativas, consistentes en escuchas telefónicas y versiones de testigos, habían derivado en que el sábado que pasó una comisión policial de la DDI Azul viajara a buscar al ahora detenido, actualmente domiciliado en Virrey del Pino.

En esa localidad del Partido de La Matanza se hicieron dos allanamientos que arrojaron resultados positivos para esa investigación penal donde Pujol es considerado "un proveedor de estupefacientes", según voceros de seguridad señalaron.

Del resultado del allanamiento, al menos en un principio, se pudo establecer que el hombre "realiza tanto la comercialización de estupefacientes en su domicilio particular como así también en un local de su propiedad".

Contando con las órdenes dispuestas por el juez de Garantías Suárez, ambos inmuebles habían sido allanados. Y en una de esas propiedades, además, se hizo efectiva la aprehensión del hombre que durante la tarde de este domingo quedó formalmente detenido.

Junto con personal de la DDI Azul, en los procedimientos intervinieron efectivos policiales de la SUBDDI Las Flores, DDI La Matanza, Drogas Ilícitas de Azul y del Destacamento Balneario.

Según lo señalado, en la casa del imputado -situada en la calle Amancay- se secuestraron más de 80.000 pesos, un teléfono celular, dos chips y unos 180 gramos de clorhidrato de cocaína "de máxima pureza", droga que estaba fraccionada en diecisiete pequeñas bolsas. Ese procedimiento incluyó también los secuestros de dos automóviles: un Volkswagen Bora y un Peugeot 308.

En tanto, en el local propiedad de Pujol, un comercio de venta y reparación de motocicletas que está en la colectora Juan Manuel De Rosas, se incautaron una pistola calibre 22 cuyo número de registro estaba suprimido, algo de dinero en efectivo, dos teléfonos celulares y un chip.

En ese local fue donde resultó arrestado el encausado por parte de los efectivos de seguridad que participaron en el allanamiento.

El origen de la investigación

Los investigadores llegaron hasta el mecánico que ahora está detenido luego de un procedimiento por drogas que sobre la Ruta Provincial 51, en jurisdicción del Partido de Azul, se llevara a cabo durante las primeras horas del 24 de noviembre del año pasado.

Aquel día, a pocos metros de llegar al cruce con la Avenida Madres de Plaza de Mayo que está en uno de los ingresos a esta ciudad, sobre la Ruta 51 efectivos de seguridad interceptaron una camioneta Ford F100 de color blanca en la que se trasladaban un hombre y un joven, quienes en esa ocasión resultaron aprehendidos.

En dicho vehículo, con inscripciones en sus puertas de una marmolería que está en Sierra Chica, al requisarlo los policías incautaron nueve bolsas de nylon que, en total, contenían más de ochenta gramos de cocaína.

El hallazgo de la sustancia estupefaciente se tradujo en ese entonces en los arrestos de los dos sujetos que viajaban en la camioneta. Ambos, domiciliados en la localidad olavarriense de Sierra Chica.

Uno de ellos había sido identificado como Héctor Fabián "Chajá" Gregorini, de 53 años de edad. El otro, un pintor, se llama Braian Juan Rodolfo Saavedra y tiene 23 años.

Según después se determinó, dicha droga la tenían "de manera ilegítima bajo su guarda y disposición, con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas al consumidor".

Se ha podido establecer, además, que la cocaína les había sido suministrada a ambos aprehendidos en ese entonces por Pujol, el mecánico que ahora también está detenido.

Al respecto, en la investigación penal que se está llevando adelante consta que un día antes, en horas de la noche, Gregorini y Saavedra habían viajado desde la localidad olavarriense de Sierra Chica a la de Virrey del Pino para comprar esa droga que la Policía encontró cuando la camioneta fue interceptada en Azul, sobre la Ruta 51.

Además de ese delito, a Pujol le están imputando en esta misma investigación penal el hallazgo de las dosis de cocaína incautadas el sábado, cuando fue allanado su domicilio en Virrey del Pino. Droga que, al parecer, tenía para comercializar "en dosis fraccionadas destinadas al consumidor".

También figura procesado porque al ser arrestado en su taller de reparación de motos se encontró esa ya referida pistola calibre 22, arma que tenía sin la autorización legal correspondiente y cuya numeración -escribió el juez Suárez en la resolución donde este domingo le dictó la detención-  estaba "parcialmente suprimida".

Varias pruebas

Entre las pruebas colectadas que vinculan a los tres procesados que tiene esta causa penal figuran comunicaciones por WhatsApp.

Esos mensajes revelan que Pujol sería "la persona que le provee los estupefacientes a Gregorini", algo que no era la primera vez que hacía cuando en noviembre pasado el propietario de la marmolería fue arrestado en Azul junto con Saavedra, en ocasión que llevaban varias dosis de cocaína en esa camioneta en la que viajaban.

En ese sentido, se menciona que al menos en dos ocasiones anteriores -en octubre y a principios de noviembre del año pasado- Pujol y Gregorini mantuvieron encuentros en la ruta, oportunidades en las que hablaban "en código".

Al respecto, se ha mencionado que uno le preguntaba al otro "cuántos metros de mármol yebas" (sic). Y el otro le respondía: "20 nomás, es para mi casa".

Además, cuando el juez Suárez le dictó a Pujol este domingo la detención en la resolución no dejó de mencionar que el hombre "no se dedica a la venta de mármol, sino que posee un comercio del rubro taller de motos". (Diario El Tiempo de Azul)